Noticias NicaraguaNacionalesPolicía asedia a párroco de iglesia San Miguel Arcángel para confirmar que no permitirán procesiones

Policía asedia a párroco de iglesia San Miguel Arcángel para confirmar que no permitirán procesiones

El sancionado comisionado de la Policía sandinista, Juan Valle Valle, uno de los jefes policiales más leales al dictador Daniel Ortega y uno de los más represivos, llegó hasta la Iglesia San Miguel Arcángel de Masaya para intimidar al párroco
comisionado policial juan valle valle intimida a párroco de san miguel arcángel
Comisionado policial Juan Valle Valle intimida a párroco de San Miguel Arcángel.
Captura de pantalla

La Policía al servicio de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo ejecutó desde la mañana de este domingo un amenazante asedio sobre el párroco y la Iglesia San Miguel Arcángel, de Masaya, según testigos de la acción policial, todo fue para intimidar al sacerdote y la feligresía y dejar en claro que el régimen no permitirá procesiones católicas que salgan de ese templo durante las celebraciones de las fiestas patronales de esa ciudad.

En un vídeo aficionado, divulgado en grupos y redes sociales, se puede apreciar al comisionado general de la Policía sandinista, el sancionado por EEUU Juan Valle Valle, llegar hasta el interior del templo católico acompañado de varios agentes policiales.

Luego de intercambiar palabras con el sacerdote a cargo de la parroquia San Miguel Arcángel, presbítero Ramón López, procedieron a dar un recorrido por el interior y exterior del edificio, supuestamente una inspección de las instalaciones.

Algunos feligreses testigos del operativo policial aseguraron que en realidad el templo estaba asediado por varias patrullas policiales desde temprano en la mañana y que la presencia de Valle Valle, uno de los jefes policiales más leales al dictador Daniel Ortega, y uno de los más represivos de las fuerzas policiales, se debió a un acto de intimidación y para patentizar el mensaje de que "el régimen no va a permitir procesiones que salgan de ese templo", dijo el testigo.

Este fin de semana la Arquidiócesis de Managua emitió un comunicado en el que informó que la Policía notificó a las iglesias católicas de Masaya, San Miguel Arcángel y San Jerónimo, que por "razones de seguridad" no serían autorizadas las procesiones en celebración a esos dos santos.

Esos dos templos han sido reconocidos por haber servido de refugio a los manifestantes perseguidos por las fuerzas policiales y paramilitares durante los días de más cruenta represión contra las protestas sociales del 2018.

El padre Edwin Román, expárroco de la San Miguel Arcángel, fue un duro crítico contra los abusos y violaciones de los derechos humanos cometidos por la dictadura Ortega-Murillo. Dejó esa parroquia en enero del presente año y actualmente se encuentra exiliado en Miami, para ponerse a salvo del asedio de la dictadura.

Por su parte, el párroco de la Iglesia San Jerónimo, el presbítero  José Antonio Espinoza, presidente de la cofradía de esa parroquia emitió un comunicado recientemente que pude haber hecho entrar en a la dictadura. Resulta que el sacerdote se negó a otorgar la mayordomía de las fiestas patronales de este año a la actual alcaldesa sandinista de Masaya Yanina Noguera y la dejó “lista y alborotada".

Luego de conocerse el comunicado, la Policía prohibió toda procesión en celebración de San Jerónimo, supuestamente por razones de seguridad.

La tradicional “bajada” de San Jerónimo está prevista para el próximo 20 de septiembre. Luego se celebrará una misa que será a la 1 p.m. y a continuación se efectuará la procesión, la que ya no se podrá realizar por la prohibición policial.

Para el 21 de septiembre estaba previsto el novenario con salidas a diferentes hogares después de la Misa de 7 a.m. cada día, pero esta actividad tampoco se podrá realizar porque el régimen prohibió toda actividad fuera del templo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ