Noticias NicaraguaNacionalesSacerdotes nicaragüenses exiliados piden al pueblo no perder la esperanza, porque “Dios siempre puede más”

Sacerdotes nicaragüenses exiliados piden al pueblo no perder la esperanza, porque “Dios siempre puede más”

Los sacerdotes forzados al exilio piden que se mantenga la fe y expresan su cercanía con los presos políticos en la oración, sobre todo con monseñor Rolando Álvarez y los curas apresados
sacerdotes exiliados presos politicos
Los sacerdotes en el exilio oran por los presos políticos, especialmente por monseñor Rolando Álvarez.
Poder Judicial

Por motivo de Navidad, los sacerdotes nicaragüenses que se encuentran en el exilio, forzados por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, dirigieron un mensaje al pueblo de Nicaragua en el que invitan a no perder la esperanza y expresan su cercanía en oración con los presos políticos y el pueblo oprimido.

“Nosotros sacerdotes nicaragüenses que vivimos en el exilio forzado, queremos dirigirnos al Pueblo Santo de Dios en Nicaragua y a los que viven en la diáspora, experimentando en carne propia el temor, soledad, incertidumbre, bajo la represión y el sometimiento injusto de un sistema cruel”, inicia el mensaje en el que expresan que sus oraciones y su solidaridad están con los miles de nicaragüenses forzados a abandonar el país y que experimentan la soledad y el dolor de no poder estar con los suyos.

Sin embargo, en medio del panorama sombrío, ellos animan “a todo el pueblo católico de Nicaragua, en especial “a los feligreses de nuestras parroquias donde servíamos, a no perder la esperanza y no caer en la desilusión. Dios siempre puede más”, señalan.

Leer más: Registran casi 400 ataques en contra de la iglesia católica de Nicaragua

Por otro lado, alzan la voz por aquellos que no la tienen, por los más de 200 presos de conciencia, “incluyendo a nuestros hermanos sacerdotes, quienes lo único que hicieron fue soñar por una Patria donde se respetara la libertad, la justicia, la democracia, derechos humanos y un nuevo País en donde todos nos miráramos como hermanos”.

“No están solos”

Los sacerdotes se dirigieron a los familiares de monseñor Rolando Álvarez, de los reos y de los sacerdotes encarcelados, pues aseguran que seguramente se han sentido solos, “pero no, no lo están, porque miles de personas desde dentro y fuera están orando por ellos”.

“Dios, aunque pareciera que no responde nuestra plegaria, está muy cerca de nosotros. Sabemos de su dolor y lágrimas, por el injusto encarcelamiento de sus familiares. Ese dolor es asociado al de la Virgen, que de manera incruenta también sentía el dolor, pero supo callar y esperar el tiempo perfecto de Dios. Sigan adelante y esperemos la respuesta de Dios a nuestras plegarias y anhelos de libertad de todos, porque son inocentes”, exhortan.

Reconocen que los presos políticos son pecadores, “como todos los somos, pero nunca han cometido delito para guardar prisión”.

Finalmente, exhortan a seguir manteniendo la fe, porque “el Señor en el pesebre de Belén es la luz que ilumina las tinieblas y nos devuelve la esperanza, y por ahí regresarán los libertados por Yahveh, llegarán a Sión dando gritos de alegría y felicidad, los acompañarán y ya no tendrán más pena ni tristeza”. También invocan la protección de la Virgen María y esperan el retorno de una sociedad justa, pacífica, “en que podamos recrearnos juntos como hermanos en una sola familia nicaragüense”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ