Raynéia Lima fue enterrada ayer en su natal Brasil

La estudiante brasileña Raynéia Gabrielle Lima, asesinada el pasado 23 de julio en Lomas de Monserrat, Managua por paramilitares del gobierno, fue enterrada ayer viernes en la localidad de Paulista, región metropolitana de Recife, Brasil.

Lima, de 31 años y quien estudiaba Medicina en la Universidad Americana (UAM) de Managua, llegó a Brasil la madrugada de ayer y fue velada por sus familiares y amigos.

María José da Costa, madre de la joven, aseguró que luchará hasta saber la verdad sobre la muerte de su hija.

"Quiero descubrir quién fue realmente quién mató y que el país (Nicaragua) pague por eso", expresó Da Costa, quien llevó llevaba consigo una copia del diploma de su hija, un homenaje póstumo de la UAM.

La madre de la joven aseguró que Lima "sufrió mucho" para conseguir el diploma, pues el "gran sueño de su vida era ser médica".

"Ella no tuvo oportunidad de estudiar en el estado de Pernambuco. No existen oportunidades para que las personas sin recursos puedan estudiar medicina. Ella tuvo que irse de Pernambuco para poder realizar su sueño de ser médica", afirmó.

Las autoridades de Nicaragua juzgaron en secreto al presunto autor del asesinato de Raynéia. Según consta en el acta, el proceso fue breve porque Pierson Gutiérrez de 42 años, admitió que mató a la estudiante.

“Yo admito los hechos (delitos) que están en la acusación, lo hago de manera voluntaria y pido disculpas”, expresó el Pierson.

La Fiscalía pidió 16 años de prisión para Gutiérrez, mientras que el abogado defensor solicitó 11 años.