Alianza Cívica lee proclama que acusa al régimen de Ortega por violencia en Nicaragua

La Alianza denunció las arbitrariedades y represiones de Ortega.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, (ACJD) a través de la proclama, “Desde las calles acusamos a la Dictadura”, denuncia las arbitrariedades y represiones que ejecuta el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo que ha dejado más de 448 muertos, en cuatro meses de protestas cívicas.

"La propaganda orteguista ha pretendido desaparecer a las personas asesinadas, mientras glorifica a los asesinos. Una campaña de mentiras se realiza a nivel nacional e internacional por voceros de la dictadura, que acusan al pueblo que protesta de vandálico, delincuente, golpista y terrorista; de actuar como instrumento de intereses extranjeros e incluso del crimen organizado", se lee en la proclama.

Asimismo, acusan al régimen de Ortega-Murillo de secuestrar el Estado y sus instituciones, convirtiéndolas "en instrumentos ciegos y dóciles de la familia en el poder", a la justicia, llevándola al extremo de servir a su modelo de represión y violencia, también acusan a la dictadura de haber liquidado la autonomía de las universidades públicas.

"Acusamos a la dictadura por sus crímenes, por secuestrar la vida de centenares de chavalos y chavalas, estudiantes universitarios, de los barrios, comunidades y territorios, por asesinar a más de 300 nicaragüenses y por las decenas de desaparecidos, cuyas familias buscan, sin respuesta alguna. También le acusamos por el uso de cárceles clandestinas y de la violencia sexual como mecanismo de tortura".

Acusan por ser un Gobierno asesino

Este martes 28 de agosto, los miembros de la Alianza Cívica leyeron la proclama en la rotonda Jean Paul Genie, que se ha convertido en símbolo de la lucha cívica, ahí además denunciaron que el régimen Ortega-Murillo se ha dedicado a "asediar, intimidar, perseguir, reprimir, secuestrar y asesinar, haciendo uso de la Policía Nacional, de sus turbas, grupos de choque y fuerzas parapoliciales, jueces, fiscales y carceleros, al pueblo de Nicaragua en las protestas cívicas en todo el país".

"Acusamos al régimen de desechar y ofender los símbolos nacionales, la bandera azul y blanco y el escudo nacional, además de intentar secuestrar la verdad y la realidad a través del uso de su emporio mediático construido a lo largo de estos últimos 11 años con el dinero mal habido. No contentos con esto, han reprimido a los pocos medios de comunicación independientes, mediante la censura y la intimidación, por ello, también le acusamos", dice la proclama.

Desde que inició la represión en Nicaragua por parte del régimen Ortega-Murillo, y mató al primer nicaragüense, el pueblo se levantó y desde las calles han estado denunciando las ilegalidades. Por lo que la Alianza Cívica, invita a Nicaragua a seguir con las movilizaciones pacífica y cívica.

"Fortalezcamos la unidad de todas las organizaciones y expresiones sociales en barrios, comunidades, comarcas, municipios, departamentos y en el nivel nacional, bajo la bandera azul y blanco. Desarrollemos jornadas de protesta y movilización para exigir la inmediata liberación de las presas y presos políticos. Sigamos denunciando, en todos los espacios internacionales, las violaciones a Derechos Humanos que la dictadura sigue cometiendo".

Además, indicó que la presión de la comunidad internacional a través de un mayor aislamiento y sanciones, son claves para alcanzar la libertad, la democracia y la justicia en Nicaragua.