Policía desata redada en Masaya y Managua durante este fin de semana

Marcos Carmona, director de la CPDH.
Jackson Orozco

Tres ciudadanos de Catarina, Masaya, y tres jóvenes de Managua fueron detenidos arbitrariamente por policías y paramilitares, quienes llegaron a la fuerza a sus viviendas.

María José Gutiérrez García, esposa de Wilmer Gaitán Conte, de 28 años, denunció ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el secuestro de su esposo la madrugada de este lunes por paramilitares, acusándole de participar en el tranque “La Gallina” en Catarina.

Según declaraciones de Gutiérrez, paramilitares entraron a la fuerza no solo a su casa, sino a su cuarto donde estaba Wilmer Gaitán. “No sé por qué se lo llevaron. Somos trabajadores. No me explico de qué me lo acusan”, dijo Gaitán, quien rechazó la versión de que su esposo estuvo en el tranque “La Gallina”. Gaitán se encuentra en El Chipote.

De acuerdo a un informe de la CPDH, los jóvenes son las principales víctimas de la represión causada por el régimen de Daniel Ortega. Los detenidos sufren de torturas y hasta violaciones sexuales.

Hermanos detenidos

Por otra parte, los hermanos Carolina Morales, de 20 años, Jonathan Andrés Lacayo, 23 años, y Carlos de Jesús Lacayo, de 30 años, son las otras víctimas en manos de policías, quienes fueron capturados la tarde de este domingo en su casa de habitación ubicada en la Colonia 10 de Junio.

Sergio Morales reporta el secuestro de tres jóvenes, entre ellos su hija, el pasado domingo.

Sergio Morales, padre de Valeria, relató que los jóvenes se encontraban tranquilos en su casa, cuando llegaron tres patrullas llenas de guardias. Previamente los jóvenes habían participado en la marcha de Las Banderas, aunque señaló que su hija no fue parte de ella. “No es ningún delito andar en marchas”, cuestionó Morales.

“No sé qué andaban buscando porque usaron hasta técnica canina”, expresó Morales.

Ante estos casos de secuestros arbitrarios, el director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, objetó: ¿En qué momento se habrá reformado la constitución política? Porque el hecho de participar en protesta o estar en un tranque no es ningún delito. Esos son derechos constitucionales que tenemos. Volvemos a observar como la policía se vuelve verdugo de los nicaragüenses solo por el hecho de protestar”.

“Estamos cansados de que nuestros jóvenes lo estén deteniendo de manera abusiva e ilegal, cansados de que la policía esté golpeando a nuestros jóvenes”, enfatizó.

Entre este fin de semana y la madrugada de este lunes, la CPDH contabiliza 14 detenidos ilegalmente entre Managua y Masaya.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ