Paulo Abrao denuncia criminalización de protestas y parcialidad del sistema judicial

Tomado de Twitter

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, se pronunció ante la nueva medida de la policía sandinista de “criminalizar” las protestas, así como la parcialidad en la que trabaja el sistema judicial sobre los casos de los presos políticos.

Abrao aprovechó el espacio de la 169 periodo de sesiones de la CIDH, donde participaron representantes de derechos humanos y periodistas, para expresar que la situación de Nicaragua apunta a “una realidad muy grave”, dando inicio a una transformación de Estado de derecho a Estado de excepción.

“Lo que está pasando en este momento (en Nicaragua) puede apuntar a una realidad muy grave, y es cuando se empieza a normalizar ese conjunto de excepciones a las reglas de Estado de derecho… Nos parece apuntar a una transformación de Estado de excepción”, señaló.

Paulo Abrao fundamentó sus declaraciones en la criminalización de las protestas y al cargo de “terrorismo” que se le ha imputado a los presos políticos.

CIDH PREOCUPADA ANTE MEDIDA DE POLICÍA SANDINISTA EN CATALOGAR COMO "ILEGALES" MARCHAS

Ante este panorama, el secretario de la CIDH, dijo que la comunidad internacional deben “estar muy atentos” a mantener una atención firme para impedir que esas prácticas de poder puedan ampliarse.

Abuso policial

Para el secretario ejecutivo de la CIDH, la “forma de resolver normalización de la excepción sería por equilibrio de poderes, vía independencia judicial, que los jueces hicieran control de la policía no permitiendo esas detenciones arbitrarias, pero, eso no está pasando”, apuntó.

Por su parte, Joel Hernández, relator de la CIDH para privados de libertad, apoyó el argumento de Abrao -sobre el uso del término “terrorista”- y señaló que “poderosamente le llama la atención” que el gobierno sandinista utilice el “nuevo tipo penal de terrorismo” para criminalizar las protestas sociales”.

“Tiene un objetivo distinto (el terrorismo), la cual fue elaborado para darle un elemento subjetivo, y más grave aún, la manera recurrente que este tipo delictivo está siendo utilizado, realmente no hace ningún sentido”.