Denuncian severos maltratos a los más de 550 presos políticos

En conferencia de prensa los familiares de los presos políticos denunciaron las graves violaciones a los derechos humanos de los que son víctimas en las cárceles del país.

Según los familiares de los más de 550 presos políticos, que se encuentran en El Chipote, Sistema Penitenciario La Modelo y La Esperanza de Tipitapa, denunciaron que a los privados de libertad no se les ha permitido “su hora recreativa” y solo tienen una vez al mes visita, la que es de 45 minutos “a través de un cristal por bocina telefónica intervenida, impidiendo la privacidad”

“Se le impide el derecho a una llamada telefónica, violando el artículo 44 de la Ley del Sistema Penitenciario, -además- las celdas no poseen ventilaciones e iluminaciones, se encuentran húmedas por las lluvias y no poseen cama”, denunció Lilliam Ruíz, madre del preso político, Hansell Vásquez.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Silvio Báez: “Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios”

Además, expresó que “no se les permite hablar con otros privados de libertad, las amenazas y torturas psicológicas son constantes.  El ingreso de alimentos y líquidos son limitados, y los medicamentos que ingresamos con receta y dictamen médico no son entregados, esto impacta en la salud de nuestros familiares, los que se han visto deteriorados”, dijo Lilliam Ruíz.

Padecen de enfermedades

Asimismo, denunciaron que muchos de los presos políticos están padeciendo de diabetes, problemas de la presión, infección renal y en la piel, gastritis, hongos, ataques epilépticos, ansiedad, depresión e insomnio, además casos de abortos.

 “Es importante también mencionar que hay un caso de inicio de Parkinson, un joven que no ve producto de las torturas y el caso de Brenda Múñoz, quien padece de cáncer, y el gobierno no quiere darle casa por cárcel y tampoco el acceso al medicamento. Exigimos se respeten sus derechos humanos y sean valorados por un médico especializado”, denunció Lilliam Ruíz.

Por otro lado, los familiares manifestaron que no se les permite el ingreso a los juicios que realizan en contra de los presos políticos. “No dejan que los parientes estén presentes en las audiencias y solo permiten la entrada de los medios oficialistas”, dijo Daniel Esquivel, pareja de la comerciante y odontóloga Irlanda Jerez, detenida desde el 18 de julio.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina del Alto Comisionado de la Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) han responsabilizado al Gobierno de Ortega por "más de 300 muertos", ejecuciones extrajudiciales, torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos.

Protestan desde las celdas

Los presos políticos que se encuentran en las celdas de máxima seguridad de La Modelo, escribieron una carta en donde exponen las situaciones inhumanas de lo que están viviendo en la llamada celda “El Infiernillo”.

Desde el 8 de octubre están rechazando alimentos que en La Modelo le brindan, además cantan el himno nacional y rezan todas las mañanas, para presionar a las autoridades un mejor trato.

“Por estas tres cosas están siendo amenazados con quitarles los paquetes que los familiares le están enviando”, expresó Brenda Gutiérrez, madre del líder estudiantil Rodrigo Espinoza.

En cambio, las presas políticas que están en La Esperanza, en forma de rebeldía salieron el pasado viernes a su hora de “patio sol” con los labios pintados de rojos, uniéndose a la campaña #SoyPicoRojo.

“Por esto recibieron una requisa sin que ninguna de ellas estuvieran presente y les retiraron sus maquillajes y las pusieron dos horas en el sol”, denunció Daniel Esquivel, pareja de Irlanda Jérez.