“El gobierno ataca porque monseñor Báez pone el dedo en la llaga”, expresa sacerdote exiliado

Para el padre César Augusto Gutiérrez, monseñor Silvio Báez se ha convertido en la voz de los que no tienen voz.
Carlos Valle / LA PRENSA

Para el padre de Monimbó, el sacerdote salesiano César Augusto Gutiérrez, la fuerte campaña de difamación del gobierno de Daniel Ortega en contra del obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, es porque “han desenmascarado sus mentiras” y su “reacción es atacar”.

El sacerdote quien se encuentra en el exilio luego de que simpatizantes sandinistas lo amenazaran de muerte, porque estaba “financiado el terrorismo”, brindó su opinión en 100% Entrevista, sobre un audio en donde supuestamente Silvio Báez manifiesta "presionar nuevamente al Gobierno", para la reanudación del diálogo nacional y expone la posibilidad de "volver a poner tranques".

“Creo que tienen miedo y tienen miedo de la verdad, la persecución que ha comenzado a arreciar es, porque se ven desenmascarados entonces están haciendo este ataque directo a uno de los obispos más valiente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua”, dijo el padre César Augusto Gutiérrez.

Este martes el medio oficialista 19 Digital, publicó una serie de audios que fueron facilitados por la comunidad cristiana de Managua San Pablo Apóstol, en la que "deja en evidencia planes criminales, golpistas y terroristas con el fin de seguir desestabilizando al pueblo de Nicaragua".

En el audio se escucha supuestamente decir a monseñor Báez que la Unidad Nacional Azul y Blanco, UNAB "debe incluir a todos los opositores al Gobierno, aunque haya sospecha de ser oportunistas, abortistas, homosexuales, narcotraficantes para lograr el objetivo final".

Según el padre exiliado “Monseñor no está en contra del gobierno, él está a favor de la justicia, de la verdad y del pueblo nicaragüense, y de forma clara y valiente explica el evangelio todos los domingos, pero como está poniendo el dedo en la llaga, el gobierno ataca, difame y quiere dividir, pero la Iglesia y el pueblo están unidos”, expresó.

Tras conocerse el audio un sinnúmero de nicaragüenses se ha colmado en apoyo a monseñor Báez, quien ha sido crítico contra el gobierno de Daniel Ortega, que ha dejado la muerte de 528 nicaragüenses y más de 550 presos políticos.

“Estamos apoyando a monseñor Silvio Báez y como dijo el cardenal (Brenes) tocan a uno, nos tocan a todos. La Iglesia sirve al Evangelio y en Nicaragua anunciar el Evangelio significa defender la vida y dignidad de los seres humanos, (…) anunciar la justicia y denunciar a quienes provocan lo más terrible en los últimos años en Nicaragua”, dijo el padre.

Además, considera que no cree que el gobierno de Daniel Ortega llegue a tocar a monseñor Báez, aunque “sean capaz”, ya que “Dios está con monseñor y Dios está con el pueblo nicaragüense, y está con el que sufre, con el que lucha por la justicia, y si hay alguien que se ha convertido en la voz de los que no tienen voz, ese es monseñor Silvio Báez”.

El padre César Gutiérrez quien se viralizó cuando a través de una llamada telefónica exclamó que estaban matando al pueblo de Monimbó y pidió ayuda internacional, responsabilizó directamente a Daniel Ortega y a Rosario Murillo, de asesinar a los 528 nicaragüenses que protestaban en contra de su gobierno, asimismo, dijo que la Policía debe someterse a la justicia por ser sus cómplices.

“La Policía no solo debe de pedirle perdón al pueblo, sino que deben someterse a justicia y los responsables deben pagar. El primer responsable es el presidente Daniel Ortega y su esposa, porque me consta que ella estaba en contacto directo con la Policía y para dar orden de a quien sacar y quien mantener en la cárcel”, finalizó.