UNAN-Managua, gobernada por los comisarios políticos de UNEN

UNAN-Managua / Foto cortesía

La Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) se convirtió en “un cuartel” que perdió su autonomía universitaria y ahora está siendo gobernada por los “comisarios políticos” de la UNEN, así lo expresó Ernesto Medina, rector de la Universidad Americana (UAM).

En octubre pasado, la UNAN-Managua informó que los estudiantes solo tendrían clases por encuentros y que por “medidas de seguridad” ya no tendrán acceso a los laboratorios y solo podrán entrar el día de clases. Esta medida es aprovechada por la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua, conocida como UNEN, pues los universitarios que desean recibir clases en otros días o llegar a la universidad a la biblioteca, por ejemplo, son obligados a redactar una carta pidiendo permiso a los de UNEN para cambios de fechas y horarios y explicar la razón de esto.

Al respecto, el rector Medina señala que esto se debe a “una pasada de cuentas a los muchachos que se negaron a reprimir”, asimismo que la autonomía de la UNAN ha desaparecido y que su rectora es cómplice de esto.

“La universidad no puede estar sometida a ningún tipo de interés… Hay una injerencia total política del Frente sandinista a través de UNEN. El Frente sandinista cree que puede hacer lo que quiera en la universidad, ahora con mucha más razón porque se trata de castigar a los muchachos, a los profesores que han osado a expresar una opinión contraria a lo que piensa la línea oficial, eso es ‘pecado’ en la universidad y hay que sancionarlo”, expresó.

Los miembros de UNEN “comisarios políticos que no tienen ninguna capacidad técnica y científica”, para dirigir la universidad, señaló Medina.

“UNEN ejercerá ahora el papel de comisarios políticos en la universidad y eso es gravísimo, están violando el derecho a la autonomía. Esto está teniendo consecuencias para el país, porque una universidad que está dirigida por comisarios políticos que no tienen ninguna capacidad técnica y científica, y que están poniendo como condición para poder continuar en la universidad permanecer callados, bajar la cabeza, no pensar críticamente, eso mata el alma de la universidad. La universidad es para pensar, para discutir”, añadió.

Medina sostuvo que la consecuencia de esto, va a ser que “estas generaciones en los cuarteles que son ahora las universidades, van a ser gente incapaz de proponer ideas para que el país se desarrolle”. Alertó que “los estudiantes y maestros tienen que reaccionar”.

“La situación de la UNAN es absurda y la rectora es cómplice, un rector tiene una dignidad que tiene que defender, no es posible que la universidad esté convertida en un cuartel y la rectora no diga nada… Es absurdo que un muchacho no pueda llegar a su universidad el día que quiera llegar, el que quiera ir a la biblioteca”, refirió.

Aseguró que el Frente sandinista “nunca ha tenido un proyecto para la universidad en función del desarrollo del país”. A estas arbitrariedades se suma que los estudiantes son requisados al entras al campus universitario, además no está permitido el ingreso a terceras personas.

El 20 de agosto la UNAN-Managua expulso a 82 estudiantes por haberse atrincherado en el recinto universitario durante las protestas sociales de repudio al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

También se conoce que, al menos 35 mujeres fueron contratadas para vigilar a los estudiantes hasta en los baños, para que estos no protesten en contra del gobierno con pintas y letreros en los mismos. 

Mujeres vigilan a estudiantes hasta en los baños de la UNAN-Managua

"Trabajan en coordinación con los vigilantes, a quienes tienen que reportar algo sospechoso para ellas", declaró una fuente a 100% Noticias.