Presidente de Costa Rica seguirá alzando su voz por los nicas, pese a ofensas del gobierno sandinista

Carlos Alvarado / Cortesía

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, dijo este jueves que no responderá a las ofensas en su contra emitidas por el gobierno de Daniel Ortega y el de Nicolás Maduro a través de sus cancilleres, y afirmó que continuará alzando la voz por esos pueblos “que día a día ven atropellados sus derechos”.

“Es un momento para ser valiente, no solo en el país, sino en la región y el planeta entero y a las cosas llamarles por su nombre. Seguiremos solidarizándonos con el dolor del pueblo nicaragüense y venezolano que día a día ven atropellados sus derechos ciudadanos y sus derechos humanos”, expresó Alvarado, al ser preguntado acerca de las críticas que recibió tras su participación en la Cumbre Iberoamericana en Antigua, Guatemala.

Alvarado pidió que la comunidad internacional utilice “la diplomacia y el multilateralismo como herramientas válidas frente a los graves acontecimientos” en Nicaragua y criticó las “reiteradas violaciones a los derechos humanos” en Venezuela.

El pasado 16 de noviembre, el gobierno sandinista calificó al mandatario tico de “maleducado, entrometido, despreciativo, racista y fisgón”, un lenguaje que fue criticado por diferentes ex diplomáticos nicaragüenses, señalando la diplomacia de Ortega como un “pleito de barrio” y “chapucera”.

“Sobre opiniones de otras Cancillerías o representantes de otros Gobiernos no tengo comentarios”, dijo Alvarado, quien afirmó que sí seguirá dirigiéndose a los pueblos cuando lo considere pertinente.

“Sí me dirigiría a sus pueblos para decirles que Costa Rica, a partir de su tradición democrática, de respeto a los derechos humanos, de libertad de prensa y de respeto las personas, seguirá diciendo lo que cree y lo que sabe es correcto”, manifestó el presidente tico.

*Con información de EFE