Alianza Cívica insta a reinstalar el diálogo nacional ante sanciones de EE.UU.

La Alianza Cívica por la Justicia y Democracia emitió un comunicado donde abogó por la reanudación  del diálogo entre el gobierno sandinista y los diferentes sectores privados y sociales, ante las sanciones que Estados Unidos le aplicó a Rosario Murillo y Néstor Moncada Lau, por corrupción y violaciones de derechos humanos.

En la misiva, la Alianza reiteró que la única salida pacífica es el diálogo, antes que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo acabe por completo con la economía de Nicaragua.

“Las sanciones no son el resultado del intervencionismo extranjero, argumento que Ortega ha repetido durante las últimas cuatro décadas. Son respuestas de una comunidad internacional que no puede quedarse indiferente ante tanta represión y muerte”, se lee en el comunicado.

La Alianza, consciente que las sanciones afectarán a la economía y familia nicaragüense, precisó que Ortega está llevando una vez más a Nicaragua por un camino devastador, igual que en los años ochenta. “El país retrocedió décadas (en los ochenta), dejando la economía postrada y con la mitad de los nicaragüenses en pobreza… no es justo que se repita”.

“Creemos que la solución a la crisis está en los nicaragüenses  y debe ser cívica y pacífica. Instamos que la única vía para una solución es el dialogo nacional”, concluyó la Alianza, destacando que se necesita de garantes internacionales para ello.

TRUMP DECLARA A NICARAGUA "AMENAZA PARA LA SEGURIDAD NACIONAL" DE EEUU

Los representantes de la Alianza esperan que el régimen “reflexione” ante las consecuencias que tendrá las sanciones de EE.UU. contra el círculo de Ortega, “deponiendo sus egoísmos, piensen en la patria y reinstale a la brevedad posible el diálogo”.