Vilma Núñez: “Los cadáveres hablan por sí solos”

La presidente del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, dijo a la agencia alemana Deutsche Welle que, son los muertos los que dan testimonio de la represión que sufre Nicaragua a manos del dictador Daniel Ortega.

“Es un hecho evidente. La gente ha presenciado estas atrocidades, estas violaciones a los derechos humanos. Los cadáveres hablan por sí solos… estas cosas no ameritan mayor evidencia, porque en cada casa hay un testigo, una víctima y un familiar que da testimonio de eso”, dijo Núñez al ser preguntado cómo los organismos de derechos humanos verifican la situación en el país.

Varios organismos de derechos sociales nicaragüenses se dieron cita, este jueves, en Washington para participar en una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y exponer la profunda crisis del país. Allí, los representantes pidieron a la CIDH incluir al régimen de Daniel Ortega entre los países que incumplen con los estándares internacionales y nacionales en materia de Derechos Humanos.

“Saludamos el esfuerzo de este organismo para buscar cómo monitorear y dar una respuesta al pueblo de Nicaragua… se necesita más decisión, sobre todo de aquellos países que aún mantienen relaciones económicas con Nicaragua (…) necesitamos el apoyo internacional”, clamó Núñez.

La directora del Cenidh expresó que también solicitaron a la CIDH que el relator sobre la libertad de expresión visite Nicaragua, ante el incremento de asedio y agresión a la prensa independiente. “Le hemos pedido con evidencias claras y testimonios desgarradores de lo que está ocurriendo, donde no solo se está atentando con la libertad de expresión sino con la integridad física y vida de los periodistas independientes”, detalló.

Nicaragua vive la cuarta etapa de represión sandinista, que va dirigida principalmente a los medios y periodistas independientes, así como activistas y defensoras de derechos humanos.