ONU y CIDH condenan cancelación de personería jurídica a organizaciones de Nicaragua

Michelle Bachelet, OACNUDH / Paulo Abrao, CIDH
100% Noticias

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenaron la cancelación de la personería jurídica a las organizaciones defensoras de derechos humanos y de democracia en Nicaragua.

El OACNUDH condenó la cancelación al Cenidh, Hagamos Democracia, Ieepp y Cisas. “Estas decisiones confirman la progresiva reducción y restricción de los espacios de participación democrática y de los derechos políticos y libertades fundamentales de expresión, asociación y de reunión pacífica en Nicaragua".

El Alto Comisionado señala que la Asamblea sandinista acusa a estas organizaciones en base a informes unilaterales del Ministerio de Gobernación. Solicita al órgano judicial que revierta estas decisiones actuando en el marco de la imparcialidad e independencia. Y pide al gobierno sandinista a que se abstenga de acciones semejantes a las que afectan a estas cuatro organizaciones.

Por su parte la CIDH, lamentó la “decisión de la Asamblea Nacional de Nicaragua de cancelar personería jurídica a organizaciones sociales y políticas”, expresando que “la libertad de asociación es una herramienta esencial para la existencia y funcionamiento de una sociedad democrática”.

La CIDH indicó que las restricciones a la libertad de asociación, un instrumento por el que comúnmente se materializan las demandas de defensores y defensoras de derechos humanos, constituyen un serio obstáculo para la reivindicación de derechos.

“En este contexto, resulta especialmente preocupante que se cancele la personería jurídica de Cenidh y Cisas, organizaciones defensoras de derechos humanos que cumplieron un rol fundamental en la crisis que enfrenta Nicaragua… El MESENI verificó que estas restricciones se materializan en Nicaragua en procesos judiciales con acusaciones basadas en afirmaciones generales y sin la participación de los afectados, procedimiento que viola los estándares internacionales aplicables en materia de derechos humanos”, agregó.