Dra. Vilma Núñez teme que la Policía sandinista haya puesto droga en oficinas del Cenidh

Policía sandinista dejó uniforme militar en el Cenidh

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez denunció a 100% Noticias que tras hacer un recorrido por las oficinas de este organismo que fue asaltado y saqueado la noche de este jueves por la Policía sandinista, teme que le hayan puesto droga o algún otro producto para involucrarlos en actos delictivos.

Núñez relató que sobre su escritorio los policías que “son capaces de todo porque son delincuentes”, dejaron puesto un uniforme militar nuevo y que no han querido tocar nada por temor a que le hayan puesto droga.

“Sobre mi escritorio han dejado puesto un uniforme militar nuevo, no lo hemos querido tocar porque, así como andan poniendo cosas como para investigar después participación en actos paramilitares. No queremos tocar nada porque tenemos miedo que anoche hayan sembrado droga”, dijo.

“Eso revela la intensión de ir a sembrar cosas para después decir ‘allí hay evidencia que esta gente andaba formando parte de grupos armados o estaba preparando la guerra’”, comentó la defensora de derechos humanos.

Doña Vilma expresó que ni siquiera puede llamar a la Policía para que investigue porque “fue precisamente la Policía la que entró”.

Ella piensa que el régimen de Daniel Ortega busca los documentos de registro de denuncias del Cenidh.

“Saben que ahí está la historia de violación de derechos humanos que ha envuelto este país, aquí está la historia de todas las acciones para entorpecer el funcionamiento de los otros gobiernos que le antecedieron a Daniel Ortega y que ordenó Daniel Ortega. Quieren borrar evidencia de las otras situaciones de carácter personal, delictivo y macabro en los que se ha visto envuelto Daniel Ortega. Eso no va a desaparecer porque la memoria de la gente lo tiene muy grabado”, expresó.

La Policía sandinista se llevó los CPU de las computadoras, el registro contable que el Cenidh iba presentar cuando se dieran los 15 días que habían dado según el decreto que aprobó la Asamblea sandinista.

“El Cenidh no es una oficina, el Cenidh es el lugar donde los defensores de derechos humanos estamos dispuestos a acompañar a la agente… Estaremos en las calles, en cualquier lugar, en cualquier actividad donde se mantenga la protesta cívica y resistencia pacífica… Estamos listos para acompañar la convocatoria a una marcha que está haciendo la gente del Cosep, seguiremos luchando y resistiendo”, aseguró doña Vilma, quien agregó que no piensa moverse del Cenidh.