Padre Edwin Román: “Estoy mejorando y pronto estaré en mi parroquia otra vez"

Los Defensores del Pueblo pudieron conversar con el padre Román y Diana Lacayo, presidenta de la Asociacion de Familiares de Presos Políticos

Este domingo 24 de noviembre, el sacerdote hizo saber a través de su cuenta de Twitter, que su estado de salud era mejor, y que pronto volvería a su parroquia en Masaya. A su vez agradecía por las muestras de cariño y oraciones a aquellos que le siguen.

Después de ocho días continuos sin agua, sin energía eléctrica, sin ingresos de alimentos, ni la insulin, el padre Edwin Román y los familiares de presos políticos fueron rescatados de la Iglesia San Miguel de Masaya.

Tras su rescate la mayoría de ellos resultaron con afectaciones de gastritis, según reporte en el primer día por funcionarios del Hospital Vivian Pellas.

Los Defensores del Pueblo pudieron conversar con Roman y Diana Lacayo, presidenta de la Asociacion de Familiares de Presos Políticos, después de algunas coordinaciones con la Iglesia Católica y los familiares de los ciudadanos que se encontraban a lo interno en el templo Católico San Miguel de Masaya.

Ocho días de asedio, sin agua, sin alimentos y medicina

Desde el inicio de la huelga de hambre, el encierro de los feligreses junto al padre y el corte de energía en la iglesia, la situación se tornaba cada día más difícil, y la vida de estos corría peligro por su estado de salud.

A las 4:20 de la tarde del viernes 22 de noviembre, una ambulancia de  la Cruz Roja nicaragüense y dos camionetas ingresaron a la parroquia San Miguel, para poder rescatar al parroco y los feligreses que permanecían dentro.