Daniel Ortega subestima las advertencias de EE.UU, no esperaban ley Renacer

Tomada de El 19 Digital

Tras la introducción de la nueva legislación bipartidista, Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral (RENACER), algunos analistas políticos aseguran que el régimen de Daniel Ortega “subestima” las advertencias del gobierno norteamericano que sería “un error de cálculo” para Ortega-Murillo.

“Ha sido una equivocación catastrófica de la apreciación que han tenido el gobierno (Daniel Ortega), sus asesores, en cuanto a la evolución de la posición norteamericana al asumir que la administración Trump y Biden iban a ser diferentes, Estados Unidos tiene una continuidad en lo que es su sistema de valores, su filosofía, sus intereses estratégicos y el gobierno de Daniel Ortega está afectando todo esos intereses por la inestabilidad política y temen que la falta de gobernanza afecte al resto de la región”, manifestó el analista Bosco Matamoros. 

LEER MÁS: Senadores de EE.UU introducen Ley RENACER "no tolerará otra dictadura" en Nicaragua

Según el analista, lo que pide Estados Unidos a Daniel Ortega es que cumpla con los compromisos firmados en 2019 y con la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que propone reformas electorales mínimas para unas elecciones libres, transparentes y observadas.

“Reformas que son imperativas para llevar a cabo un proceso electoral transparente de acuerdo a las normas internacionales y a los estándares que existen dentro de la OEA al gobierno Daniel Ortega no se le está pidiendo otra cosa. El consenso unánime que hay entre republicanos y demócratas es realmente impresionante Daniel Ortega está huérfano en Washington no tienen alguien que le abra las puertas que le de una llave para tener acceso a que lo escuchen porque ya se conoce su discurso, no hay confianza en las propuestas, en las promesas porque han suscrito acuerdos con la oposición y no los han cumplido”, dijo Matamoros a 100%Noticias.

Para el miembro de la Coalición Nacional, Dr. José Pallais, la nueva legislación bipartidista envía un mensaje claro al régimen de Daniel Ortega que el único camino para solucionar la crisis sociopolítica en Nicaragua es a través de elecciones libres. 

SEGUIR LEYENDO: Oposición tiene que ir a elecciones sí o sí dice el ex parlamentario europeo Ramón Jáuregui

“La comunidad internacional ha puesto su esperanza a que la grave crisis que arrastra el país por tres años pueda resolverse mediante la celebración de elecciones libres en noviembre de este año y esa oportunidad se está perdiendo ante la negativa de Daniel Ortega para facilitar el respeto de las garantías constitucionales que permitiría tener unas elecciones competitivas y negándose también a cumplir con las siete recomendaciones de la Asamblea General de la OEA”, dice Pallais.

Pallais considera que si Daniel Ortega se resiste Estados Unidos buscará el apoyo de otros países para entrar en una nueva etapa de sanciones “hay un consenso mundial de que no existen en este momento las condiciones necesarias para celebrar un proceso electoral bajo estándares internacionales, esto ha llevado a los senadores a plantear esta iniciativa para convencer a Ortega que el único camino posible para solucionar la crisis es mediante esas elecciones de calidad, si no colabora y no acatan estarían generando que Estados Unidos busque el apoyo de otros países para entrar en una nueva etapa de sanciones, restricciones que imposibilitan la continuidad de un régimen totalitario”, dijo Pallais a 100%Noticias.

LEER MÁS: Piden ante el Senado sanciones contra el Ejército de Nicaragua y reconsiderar DR-Cafta

La Ley de Reforzamiento de la Adherencia de Nicaragua a las Condiciones para la Reforma Electoral (RENACER), propone nuevas iniciativas para abordar la corrupción del gobierno y la familia del presidente nicaragüense Daniel Ortega, así como los abusos a los derechos humanos perpetrados por las fuerzas de seguridad nicaragüenses.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ