¿Pasos definitivos hacia la unidad opositora? Toma forma una alianza alrededor de candidaturas

Tres aspirantes presidenciales de la Coalición Nacional han solicitado su inscripción en el mecanismo de selección de candidatos de CxL, dando un pequeño paso de unión. Sin embargo, la radicalización del régimen podría provocar más inhibiciones. Recomiendan a la oposición tener preparadas varias fórmulas y listados.

Este lunes, tres candidatos del bloque opositor de la Coalición Nacional iniciaron el proceso de inscripción de candidaturas en la Alianza Ciudadanos por la Libertad, la contraparte que a inicios de mayo parecía irreconciliable. Es la primera vez desde el fallido intento de unidad que la oposición coincide en un tema. Luis Fley, Medardo Mairena y Félix Maradiaga fueron los primeros aspirantes que llegaron a la sede del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL) a solicitar la inscripción de sus postulaciones para la elección de un aspirante que pueda enfrentar al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en unas elecciones bajo su control. 

Cristiana Chamorro, la precandidata que cuenta con la mayor popularidad según las encuestas, anunció que llegó este martes a entregar una carta y solicitar más información del proceso de selección. Desde el 20 mayo es acusada del supuesto delito de lavado de dinero por la Fiscalía, caso que ella tacha de  “monstruosidad jurídica” y cuyo fin es inhibitorio.

Una oposición unificada y preparada para cualquier escenario es la tesis que sostienen los movimientos políticos y de la sociedad civil ante un incierto panorama electoral. Para Eliseo Núñez, analista político, esta es la “estrategia más certera” que la oposición pudo haber hecho dada las actuales condiciones electorales.

“Evidentemente una alianza de partidos políticos hubiese sido algo óptimo. Era lo que podíamos esperar. Sin embargo, nos enfrentamos a una alianza alrededor de candidaturas”, reiteró. 

Recomiendan a la oposición tener preparadas varias fórmulas y listas de diputados para sortear las inhibiciones que pueda cometer el régimen. Redacción Abierta.

Con esto no se descarta que dicho acercamiento entre opositores provoque más inhibiciones de parte del régimen, que en este mes ha revelado sus cartas represivas. En cuatro semanas la dictadura allanó el camino para un proceso viciado que tiene todos los insumos para un nuevo fraude. Con la impugnación del PRD y la persecución a Chamorro, la oposición en Nicaragua se ha visto en una encrucijada que pretende capear con una unidad de candidatos. 

“Esta es la estrategia correcta, pero aunque sea la estrategia correcta el régimen puede optar por anular la participación de los opositores”, explicó Núñez. 

Ortega y Murillo mantienen su control en el CSE, con magistrados afines a ellos. Cuentan con una Ley Electoral reformada para sacar ventaja y fraguar un fraude en el que la oposición quedaría minimizada, o inhibida; y en las últimas semanas ha puesto a desfilar a más de una decena de periodistas por un caso de supuesto lavado de dinero contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, que conducía Cristiana Chamorro hasta inicios de este año. 

Con una oposición unida se cree que puede presionar al partido de gobierno para que ceda en el último momento a condiciones mínimas, como la observación electoral, o denunciar en conjunto un posible fraude. 

José Pallais, jurista e integrante de la Coalición Nacional, afirma que el bloque al que pertenece no se está desgranando, pues no tienen un fin electoral. También cree que en un escenario ideal debería de darse una unidad entre las plataformas políticas. “Es un plazo positivo, pero no definitorio ni suficiente para garantizar esa unidad real abrumadora que se requiere”, opinó. 

El calendario electoral establece el 28 de julio como el plazo para la inscripción de candidatos a la presidencia y diputados para la Asamblea y el Parlamento Centroamericano. Hasta entonces, los opositores deberán escoger su fórmula presidencial y la lista de diputados. Núñez advierte que la oposición debería tener lista varias fórmulas y listas, ante posibles inhibiciones del CSE afín a Ortega.

“La casilla más confiable”

El primer aspirante en llegar a CxL fue Fley, un antiguo comandante de la contrarrevolución que protagonizó una guerra civil contra los sandinistas en los ochenta. “Johnson”, su seudónimo de guerra, es representante de la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) en la Coalición Nacional. Al salir de la breve reunión con el Comité de Enlace Nacional de CxL, aseguró que dicha casilla es la más confiable en este momento.

“Estoy convencido de que solo con la unidad de todos los nicaragüenses lo podremos sacar del poder (a Daniel Ortega), unidos en una casilla y con un buen candidato. Los nicaragüenses no pueden equivocarse nuevamente”, agregó Fley. 

Los precandidatos de la Coalición Nacional se están afiliando al proceso de selección de candidato único impuesto por CxL | Redacción Abierta.

A eso de las tres de la tarde llegó el líder campesino Medardo Mairena, quien valoró la posibilidad de salirse de la Coalición Nacional ante el fracaso de las conversaciones entre el Partido Restauración Democrática y CxL. La ruptura del Movimiento Campesino no ha sido oficializada, pero la misiva de Mairena deja en claro su intención de inscribirse en el mecanismo de la Alianza Ciudadana. Sin embargo, el aspirante presidencial ha mostrado desacuerdo en los criterios de selección de CxL y dijo en una ocasión que podrían mejorarse. Sin embargo, Kitty Monterrey, presidenta de CxL, dejó claro que el método de selección es un tema cerrado. 

Minutos después de la presencia de Mairena, también llegó el politólogo Félix Maradiaga, candidato de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB). “Me siento bien en el lugar donde los nicaragüenses decidamos empujar la carreta para el desalojo de Ortega, y en este momento claramente la casilla de CxL es esa oportunidad”, dijo el aspirante opositor tras entregar su carta. Este es uno de los requisitos que ha exigido el partido para la reapertura de su proceso. 

Esperanza en la casilla de CxL

La Alianza Ciudadana reabrió su mecanismo el 31 de mayo, tras la inhibición del PRD y la escalada represiva. Este es el único bloque opositor que cuenta con el respaldo de otras fuerzas surgidas durante las protestas de abril para enfrentar a Ortega en los comicios del 7 de noviembre. 

La presidenta de CxL al inscribir su alianza electoral ante el CSE | Redacción Abierta.

El plazo para nuevos postulantes vence el 3 de junio. Hasta el momento, solo cuatro candidatos forman parte del proceso de la Alianza Ciudadana: Arturo Cruz, académico y exembajador del gobierno Ortega-Murillo; Juan Sebastián Chamorro, economista y empresario; Noel Vidaurre, un veterano político conservador; y Américo Treminio, especialista en computación cuya candidatura, según él, salió de las redes sociales.

“La Alianza Ciudadanos por la Libertad hace la más amplia invitación para inscribirse a cada uno de los ciudadanos que ha expresado públicamente su interés de ser precandidato (…), que cumpla los requisitos y procedimientos establecidos en el Procedimiento de Inscripción ya establecido”, aseguraron en un comunicado.

La Coalición Nacional envió días antes una carta en la que hacían esta solicitud, entre otras relacionadas con la creación de un programa de gobierno en conjunto. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ