Argentina y EEUU analizan situación de Nicaragua, Casa Blanca sostiene que Ortega se aprovecha de diálogo diplomático

Infobae

El canciller argentino Felipe Solá intentó abordar la situación política en Nicaragua con el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en el marco de la Cumbre de Cancilleres del G20 que se realiza en Matera (Italia). Sin embargo, no hubo avances en las conversaciones debido a que la Casa Blanca sostiene que los líderes populistas se aprovechan del diálogo diplomático para “ganar tiempo” y consolidar “sus posiciones de poder totalitario”.

En este contexto multilateral, un funcionario argentino que participó del encuentro dijo a Infobae que Solá se encontró con Blinken, para analizar la relación entre ambos países, así como la situación política en Nicaragua causada por el dictador Daniel Ortega.

LEER MÁS: Juez sandinista impone 90 días de prisión para "investigar" a Pedro Joaquín Chamorro

“Hubo confianza mutua y sinceridad. Fue una conversación franca. Ese fue el saldo inicial de la reunión”, comentó el funcionario, reportó Infobae.

Es la primera vez que Solá y Blinken se reúnen en persona. Antes de la condena en la Organización de Estados Americanos (OEA) a la dictadura sandinista, Blinken abrió una línea de negociación para sumar a la Argentina. Pero Solá por orientación presidencial rechazó los términos del texto diplomático propuesto por Blinken.

En una resolución en la OEA a favor de la liberación de los prisioneros políticos y elecciones libres y transparentes en la nación centroamericana, 26 países de América Latina votaron a favor, mientras Argentina y México se abstuvieron.

SEGUIR LEYENDO: Periodistas abandonan Nicaragua: "pueden irrumpir en tu oficina y secuestrarte"

En las conversaciones en Matera, Solá reiteró a Blinken que el gobierno peronista no apoya a la dictadura sandinista, pero defendió no opinar sobre las normas electorales del régimen de Nicaragua, “eso implicaría intervenir en los asuntos internos de los países”.

El diplomático argentino reiteró que hay una condena al matrimonio Ortega Murillo y que la administración de Alberto Fernández tiene toda la “voluntad política” para insistir en la libertad de los presos políticos del régimen sandinista.

“Se plantearon diferencias diplomáticas respecto a Nicaragua. Pero no en el fondo del asunto: los dos, Argentina y Estados Unidos, queremos que haya plena vigencia de las libertades, que haya comicios libres y transparentes, y que termine el acoso a los medios de comunicación y a las empresas”, comentó el funcionario argentino que participó en el encuentro.

LEER MÁS: CIDH otorgó medidas cautelares a Cristiana Chamorro, Walter Gómez, Marcos Fletes y Lourdes Arróliga

Pese a que la Casa Rosada cree que se puede negociar una transición con Daniel Ortega y Nicolás Maduro, la Casa Blanca sostiene que los líderes populistas se aprovechan del diálogo diplomático para “ganar tiempo y consolidar sus posiciones de poder totalitario”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ