Alianza opositora pide cesen de las detenciones de sus líderes en Nicaragua

Managua, 24 nov (EFE).- La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia exigió este miércoles al Gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua el cese de las detenciones de sus líderes, en el marco de la crisis desatada desde abril de 2018 y que se ha acentuado tras las elecciones del pasado día 7, en las que fue reelegido el mandatario.

En una declaración, la Alianza Cívica indicó que las autoridades nicaragüenses han detenido a seis integrantes de sus directivas territoriales en lo que va de noviembre, con lo que se elevó a 12 el número de opositores de esa organización encarcelados y acusados de "traición a la patria" desde junio pasado.

Lea : Policías “manosean” a familiares de presos políticos durante tercera visita en celdas de Auxilio Judicial

"En noviembre de 2021, nuestros liderazgos en el interior del país están siendo atacados", sostuvo la Alianza Cívica, que fue la contraparte del Ejecutivo en una fallida mesa de negociación con la que se buscaba una salida pacífica a la crisis que estalló en abril de 2018 por unas controvertidas reformas a la seguridad social.
                                                        
"Esta escalada reciente en contra de nuestros integrantes evidencia el temor del régimen a la organización de la ciudadanía en los distintos municipios y departamentos", señaló ese grupo, que denunció que sus "estructuras territoriales están siendo fuertemente reprimidasm además de la Policía, por grupos afines al Gobierno en cada municipio".

Por tanto, la Alianza Cívica demandó que "cese la represión, los secuestros en contra de nuestros liderazgos y de todo opositor al régimen", que se "libere sin más e inmediatamente a todos los prisioneros de conciencia, ya que no han cometido ningún delito".

"Cada una de las personas encarceladas, torturadas y condenadas en juicios espurios, es inocente. Por eso exigimos su libertad", anotó esa organización, que dijo seguir "luchando desde la vía cívica y pacífica por una Nicaragua libre, justa, participativa y democrática".

LOS 12 ARRESTADOS DE LA ALIANZA CÍVICA

Entre los 12 opositores de la Alianza Cívica detenidos hasta ahora, que ese organismo califica de "presos políticos", se encuentran los dirigentes empresariales Michael Healy y Álvaro Vargas, que al momento de ser aprehendidos presidían el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la principal cúpula patronal de Nicaragua.

También el economista Juan Sebastián Chamorro, sobrino político de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997), que fue arrestado después de inscribirse como precandidato a la Presidencia por la alianza Ciudadanos por la Libertad, un colectivo de centroderecha que fue ilegalizado tres meses antes de los comicios.

Además, el expresidente del Cosep José Adán Aguerri y los líderes estudiantiles Lesther Alemán -el estudiante que increpó a Ortega durante el inicio del fallido diálogo nacional en mayo de 2018-, y Max Jérez.

Entre los últimos detenidos se encuentran Nidia Barbosa, Armando Robles, Edder Muñoz y otros tres; "que por proteger su integridad física y a petición de sus familiares omitiremos sus nombres", anotó la Alianza Cívica.

Lea más: Restricciones de viaje a sandinistas acelera “erosión” dentro de las filas del FSLN

Esos 12 miembros de la Alianza Cívica encarcelados forman parte de los más de 40 dirigentes opositores, campesinos, exguerrilleros sandinistas disidentes, periodistas y profesionales independientes que han sido arrestados en el contexto de las elecciones del pasado día 7, en las que Ortega se impuso en medio de cuestionamientos de su legitimidad.

El mandatario fue reelegido para un quinto mandato de cinco años y cuarto consecutivo, después de que en los últimos meses fueran arrestados siete potenciales candidatos a la Presidencia que se perfilaban como sus principales contendientes y tras la disolución de tres partidos políticos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ