Colectivo de DDHH Nicaragua destaca tortura a presos políticos en foro con Cuba y Venezuela

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca + participó este martes 19 de abril en un Foro virtual sobre las personas privadas de libertad por motivos políticos en Cuba, Nicaragua y Venezuela en las que destacan la similitud de los patrones de tortura con los sistemas de estos países contra opositores. En este foro coincidieron  Wendy Flores en representación de Nicaragua, Laritza Diversent de Cuba y Joel García de Venezuela.

Laritza Diversent destacó que Cuba es una de las dictaduras más longevas del hemisferio debido a la élite del partido comunista que ha gobernado la isla por más de 63 años sin alternancia política, y que durante todo este tiempo ha creado un eficiente mecanismo de control social, político y económico, y que su principal herramienta ha sido el proceso de criminalización y el uso indebido al derecho penal para inhibir o castigar a todas las personas que expresan sus opiniones en contra de la dictadura.

LEER MÁS: Régimen de Daniel Ortega deporta al productor musical Leonardo Canales del grupo La Antesala

“El hecho de expresar cualquier tipo de crítica al gobierno puede terminar en prisión, este grupo político, la élite del partido comunista controla todas las instituciones especialmente los tribunales de justicia, la falta de independencia de los tribunales en Cuba ha sido una de las características del sistema y ha traído como resultado el juzgamiento y privación de libertad de personas por motivos políticos, especialmente creando figuras delictivas comunes como el desacato, el atentado o el desorden público y también alguna de tipo político como la propaganda enemiga a como se vio en las recientes sanciones a los manifestantes del 11 de julio” explicó la directora ejecutiva de Cubalex.

                                                    

De igual manera señaló que los opositores antes de ser privados de libertad, son sometidos a hostigamiento sistemático con diferentes técnicas que tienen como objetivo buscar que las personas desistan de la labor que realizan o se exilien. Todas estas técnicas son aplicadas por agentes de la policía y también por agentes de la seguridad del Estado, denunció. 

Por su parte la abogada Wendy Flores del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nuna + Impunidad, manifestó que, de las aproximadamente 1,700 personas detenidas desde abril de 2018, la mitad de ellas fueron puestas en libertad durante los primeros días de detención sin que se lograran formular acusaciones en su contra. Pero la detención duró más de 48 horas sin ser presentados ante autoridades judiciales competentes, y cuando pudieron lograr verlos aparecieron rapados y con signos visibles de torturas.

“Entre abril de 2018 a abril de 2019 al menos 779 personas se encontraban detenidas y procesadas por diferentes delitos entre ellos terrorismo daños a la propiedad, lesiones, delitos contra la seguridad, común y tranquilidad publica, entre otras. Decenas fueron obligadas a realizar videos donde supuestamente confesaban que habían participado en actos delictivos o declaraban el involucramiento de otras personas, declaraciones que eran obtenidas bajo métodos de torturas, malos tratos o tratos crueles e inhumanos” destacó la abogada Flores.

De igual manera Wendy Flores resaltó que en la actualidad existen más de 180 personas presas políticas de las cuales 14 son mujeres, 44 son personas recapturadas o detenidas por segunda vez. Además destacó las leyes represivas, como la Ley de regulación de agentes extranjeros, la Ley de soberanía, la Ley de ciberdelitos. Además de la reforma al plazo de detención el cual pasó de 48 horas a 90 días para poder realizarse audiencia de garantías constitucionales sin que se presentara una acusación formal.

“Nuestra organización ha documentado 138 casos de excarcelados políticos que denuncian torturas cometidas en su contra, la modalidad de las torturas ha variado. En las primeras detenciones nosotros observamos que las denuncias reflejaban o vertían información sobre aislamiento prolongado subterráneo y sin acceso a aire, luz natural o artificial, asfixia secas, ruletas de la muerte, quemas de genitales, desprendimiento violentos de uñas, interrupción del sueño alimentación envenenada, violencia sexual, amenazas de muerte a familiares. En la actualidad vemos que esta modalidad ha variado en el Chipote como la privación de alimentación e hidratación dejándoles con una permanente sensación de hambre y que esto ha provocado disminución en el peso” expresó Flores en su participación en el foro.

                                                   

Joel García de Venezuela señaló que, según cifras de la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, en el país hay 322 presos políticos de estos 193 son militares y 129 civiles y que lo que sucede en Cuba y Nicaragua no es nada diferente a lo que ocurre en Venezuela.

SEGUIR LEYENDO: Policía saquea casa del músico detenido Josué Monroy

“Basta con que usted sea incómodo al régimen de gobierno, que es muy similar al de Cuba y al de Nicaragua, para que usted pueda ser víctima de ser un preso político. Si usted es incómodo por la forma en la que habla, si usted es incómodo por la forma en que piensa, si usted es incómodo por ser opositor o disidente a ese pensamiento divergente usted puede ser un reo, puede ser un preso político en Venezuela” enfatizó García.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ