Noticias NicaraguaPolíticaDaniel Ortega conduce al país a un desastre social y económico, advierte Manuel Orozco

Daniel Ortega conduce al país a un desastre social y económico, advierte Manuel Orozco

Nicaragua se encamina a la destrucción social y económico por el capricho de una familia que se sostiene en el poder por las armas.
Manuel orozco politologo
Manuel Orozco, director de Diálogo Interamericano.
EFE

El politólogo Manuel Orozco, director de Diálogo Interamericano, en entrevista al programa Panorama Nicaragua aseguró que Daniel Ortega conduce al país a un desastre social y económico a cambio de la sostenibilidad de su familia en el poder, un plan que el especialista calificó de “tierra arrasada”.

En cadena de medios con 100% Noticias, Despacho 505 y Nicaragua Actual, Orozco habló que la dictadura de Ortega fragmenta al país mediante la migración y la polarización política, creando grupos bien definidos “entre los que son orteguistas y los que no”.

El especialista explica que la migración de nicaragüense hacia Estados Unidos, que se calcula ascenderá a más de 250 mil personas para este año, tiene un efecto directo al empeoramiento de la situación en el país.

“Creo que hay un plan de parte del gobierno de tierra arrasada de llevar al país prácticamente a un extremo de destrucción económica y social, es decir, está fragmentando la sociedad mediante la migración, mediante la polarización política”, dijo Orozco.

Ortega va a dialogar hasta agotar las fuentes de control, dice Orozco

El politólogo hizo hincapié en que la dictadura mantiene un mínimo de crecimiento económico que se sostiene por cuatro factore: Las remesas, las pocas exportaciones, la extorsión tributaria y los préstamos internacionales.

A su criterio, Ortega busca mantener al mínimo la economía nicaragüense lo suficientemente sostenible como para no generar un deterioro completo de pobreza en los nicaragüenses, reduciendo así todas las posibilidades de crear riquezas en el país.

“Nicaragua va hacia un desastre social muy fuerte a cambio de la sostenibilidad del régimen en el poder”, advirtió el especialista al asegurar que la única forma de convocar a diálogo es cuando la dictadura agote todas las fuentes de control en el país.

dictadura Ortega Murillo

Daniel Ortega en el acto de conmemoración del 86 aniversario de Carlos Fonseca Foto Cortesía

Orozco señaló que la decisión de Ortega de aniquilar toda posibilidad de diálogo con Estados Unidos es una posición de debilidad, y peor aún, demuestra que por ahora “no tiene nada qué negociar”, es decir, “nada que ofrecer a cambio”.

“El régimen está funcionando en relación con formas de operación que no tienen que ver con cooperación o colaboración, sino que tienen que ver con las características de un estado forajido, un estado que está acostumbrado a no cumplir con las normas del derecho internacional”, finalizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ