Noticias NicaraguaPolíticaMiguelito Mora Chávez sufre “duelo por separación” por no ver a su padre, señalan psicólogos

Miguelito Mora Chávez sufre “duelo por separación” por no ver a su padre, señalan psicólogos

Miguelito Mora Chávez, un menor con parálisis motora, tiene 13 meses de no ver a su padre Miguel Mora, quien es un preso político del régimen de Daniel Ortega
miguel mora barberena nicaragua
Miguel Mora, Verónica Chávez, y su hijo Miguelito.
100% Noticias

Este sábado el periodista y preso político Miguel Mora cumple 37 días en huelga de hambre para que el régimen de Daniel Ortega autorice la visita de su hijo con discapacidad Miguelito Mora Chávez, quien tiene más de un año de no poder hablar, ni ver a su padre. 

En una entrevista a 100%Noticias, la periodista y esposa de Mora, Verónica Chávez, aseguró que el sufrimiento de su hijo, un niño con discapacidad, es insostenible porque resiente la ausencia de su padre, por lo cual las preguntas sobre su paradero han aumentado en los últimos meses. 

“Miguelito tiene un año de no ver a su papá, obviamente las repercusiones emocionales y psicológicas en el niño son muchas, y se muestran con una serie de preguntas de parte del mismo niño ¿Dónde está mi papá?, ¿Qué se hizo papá? llama a papá, quiero ver a papá, poneme a mi papá, hablar con papá, ponémelo al celular. Entonces como familia es un proceso bien doloroso tener que estar ingeniando a cada momento cuando el niño nos pregunta por su papá, ¿por qué ha venido creciendo? después de un año, el niño está desesperado, lo vemos porque han aumentado esas preguntas”, expresó.

Asimismo, Chávez manifestó que Miguelito desconoce que su padre es un preso político debido a que el tema resultaría difícil de explicarlo. Para justificar su ausencia, le dicen al menor que su padre anda trabajando por Nicaragua.  

“Ahora se pone a llorar dice: ´´quiero ver a mi papá, llámame a papá´´ como cuando un niño te pone una parranda que quiere ir a un lado y comienza a llorar y a llorar, igualito, te imaginarás que el corazón se nos destroza tratando de calmarlo, ver el sufrimiento del niño después de más de un año, ya es insostenible seguirle diciendo al niño que su papá anda trabajando, nosotros le decimos que su papá anda de viaje, que anda trabajando por Nicaragua ¿como le explicamos que está preso injustamente?” narra.

La ausencia de Mora ha ocasionado que Miguelito deje de comer porque indirectamente sufre un “duelo” por la separación.  “Ahora no quiere comer, se pone rogado para comer, lo notamos callado a veces se pone triste cuando le preguntamos que tiene, y te dice dice, ver a papá. En otras ocasiones se enoja fuera de lo normal, lo sacamos a dar una vueltecita y dice quiero ir donde mi papá, entonces se pone molesto como quien dice me están engañando o no era aquí que yo quería venir, entonces la situación está bien difícil” 

Duelo por separación

100%Noticias consultó al psicólogo Roger Martínez sobre las afectaciones emocionales y psicológicas que podría desarrollar la ausencia del preso político Miguel Mora en la vida de su hijo Miguelito, un menor con discapacidad. 

El primer punto, Martínez señala que el grupo primario de apoyo de los niños son sus padres por lo cual su presencia en el crecimiento, desarrollo y maduración son vitales para que pueda crecer plenamente. Sin embargo, Miguelito es un menor “dependiente” de sus padres no solamente físicamente sino emocionalmente porque sufre una parálisis motora. 

LEER MÁS: Familiares de presos políticos solidarios con Miguel Mora en huelga, piden acceso de niños en visitas

En este sentido, el experto señala que la ausencia de su padre provoca que Miguelito sufra un “duelo por separación” “Miguelito podría estar viviendo un duelo por separación agravado aún más por el hecho de que no sabe con certeza a dónde está su papá, lo cual es distinto para un duelo por pérdida o fallecimiento”.

El especialista advierte que el duelo por separación tiene varias etapas, que inician con el shock hasta la depresión. 

“La primera etapa sería el shock, es el momento en que Miguelito se da cuenta de que su papá no está, que pasan los días y no lo ve, entonces caen en la realidad ¿mi papá dónde está? empieza a preguntar. Después del shock, viene la tristeza o depresión, viene el enojo, viene el aprendizaje y por último en esta escala está la aceptación final. Yo creo que él está oscilando entre el enojo y la depresión o la tristeza, no es una depresión psiquiátrica sino básicamente el proceso de tristeza natural que le da el no ver a su papá”, indicó.

Síndrome desintegrativo

 En este sentido, el especialista Róger Martínez señala que el “duelo por separación” por un periodo prolongado podría resultar en un “síndrome desintegrativo” desde el punto de vista físico y emocional.

“En mi experiencia lo que yo he visto es que podría tener el nivel de maduración de él como un niño con habilidades especiales, podría estar como un infante por lo cual una experiencia cómo está podría tener consecuencias en un síndrome desintegrativo, de regresión, que básicamente si un niño podría tener control del esfínter y ya no se orinan sin darse cuenta con una vivencia emocional muy fuerte tienden a regresar en la etapa de desarrollo anterior eso a nivel físico”. 

Al igual que el psicólogo Martínez, el especialista Erick Calero coincide en que Miguelito atraviesa un duelo por separación intermitente debido a que no tiene información suficiente para comprender lo que pasa.

“Miguelito está expuesto a la ansiedad, el estrés por traumas y el duelo porque no tiene como cualquier otra persona, ni fecha de inicio con certeza de que su papá ha fallecido o no, la experiencia de la negación en todas las fases hasta que se resuelve el duelo.  En el caso de él no pasa, siempre hay una intermitente porque hay una inseguridad, no se tienen datos reales como tal”.

Además, Calero reiteró que el régimen ha roto la estructura familiar con el encarcelamiento de Mora “Miguel es parte del soporte de la familia, no solamente viendo a Miguelito con una persona como cualquier otra, sino que también posee una discapacidad que necesita ser auxiliado”.

Por eso, el psicólogo Martínez considera que una visita entre Miguelito y su padre podría representar un “alivio” y cambiar su estado de ánimo.  

“Le pido a Dios que él (Miguelito) pueda tener la oportunidad de ver y abrazar a su papá que sea un alivio, quizás no lo pueda ver constantemente. Mi recomendación es el apoyo y el acompañamiento a Miguelito en todo momento para que a pesar de sus estados de ánimo pueda recibir la comprensión que necesita, hay que preparar a Verónica para que puedan entender esta situación dejarlo que liberé estás reacciones que son formas de liberación emocional que él siente”, recomendó.

Liberen a Miguel Mora

En la entrevista a la esposa del ex aspirante a la presidencia, Verónica Chávez, insistió en la liberación del prisionero político, y reiteró el llamado a que no se le niegue a Miguelito Mora ver a su padre. 

“Yo le pido a las autoridades judiciales correspondientes que se pongan la mano en el corazón y permitan que mi hijo Miguelito pueda ver a su padre, es un derecho que tiene Miguel de poder ver a su hijo, tomando en cuenta que es un niño con discapacidad ¿cuál es el impedimento de que no permitan la visita del niño? ya demasiado tiempo y es necesario. También pedimos la liberación de Miguel, queremos la libertad de Miguel, es inocente”. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ