Noticias NicaraguaPolíticaCID GALLUP: 85% de nicaragüenses no simpatiza con régimen, 66% ve irrelevante ser izquierda o derecha

CID GALLUP: 85% de nicaragüenses no simpatiza con régimen, 66% ve irrelevante ser izquierda o derecha

De acuerdo con el informe, el 15% de la población encuestada expresó su respaldo al Frente Sandinista
desaprobación daniel ortega nicaragua
Daniel Ortega y Rosario Murillo.
Cortesía

En las actuales condiciones de opresión y amenaza, en Nicaragua es extremadamente riesgoso realizar encuestas, no solo desde el punto de vista técnico-metodológico, sino también en el plano de la seguridad física de encuestadores y de encuestados.  Por consiguiente, lo primero que corresponde es plantear cautela sobre los posibles resultados de las encuestas que se realizan en el país. 

Conviene acotar dos puntos: Uno, la sincronía que muestran varias cifras de la encuesta con las estadísticas que registran las bases de datos de instituciones oficiales. Dos, que en el caso de las encuestas de CID GALLUP es posible seguir tendencias, puesto que realiza sus estudios cada cuatro meses. Esta circunstancia mitiga sorpresas con los resultados. Como se sabe, las encuestas de opinión se asimilan a una fotografía dado que usualmente reflejan las percepciones prevalecientes en un momento determinado. El análisis de tendencias, en cambio, nos permite aproximarnos más a una película que a una fotografía.

El Frente Sandinista en el piso, pero también otros

Con las prevenciones anotadas, empezamos con el primer dato: ¿Cuál es el nivel de respaldo que tiene el Frente Sandinista por parte de los nicaragüenses? De acuerdo con el informe, apuradamente el 15% de la población encuestada expresó respaldar al Frente Sandinista. Esta cifra repite lo reportado por otras encuestas independientes. En confirmación, en una pregunta adicional, el 14% opinó que prefería un régimen autoritario, es decir, un porcentaje semejante está contento con la dictadura.

Recuerde Leer: CID GALLUP: FSLN pierde fuerza con 24% de simpatía y más del 64% está sin opción partidaria

El 15% de la población encuestada por Cid Gallup expresó respaldo al Frente Sandinista

Pero esto no es todo: Del 85% que no simpatiza con el régimen, únicamente el 13% respalda a las organizaciones opositoras. Es decir, hay un 72% de nicaragüenses que quieren un cambio, pero las organizaciones existentes no despiertan su confianza. Y esto hay que decirlo: Las organizaciones que emergieron después de abril del 2018 no suman, entre todas, el 0.5%. Y no es válido señalar que no lo exteriorizaron por temor pues en otros preguntas más comprometedoras se expresaron de manera contundente.

De aquí se desprende un desafío crucial: Sin una organización, o alianza de organizaciones, o liderazgos que despierten confianza y respaldo de esta inmensa mayoría de nicaragüenses, la dictadura estará en condiciones de prolongar sus estertores. Una expectativa cruel.

¿Cuáles son las causas del malestar de la población según CID GALLUP?

Lo segundo que responde la encuesta CID GALLUP es por qué este 85% aspira a un cambio. Y comienza por la situación en los hogares: Ante la pregunta de cómo estaba la situación de la familia del entrevistado en comparación con el año anterior, el 62% respondió que estaban peor. Este porcentaje ha venido creciendo de encuesta en encuesta.  

Frente al futuro lo que campea es el pesimismo: A la pregunta de cómo visualizaba el entrevistado que estaría su familia en los próximos 12 meses, la mayoría respondió que estaría peor, e igual que en el caso anterior el porcentaje de pesimistas ha venido creciendo. Se elevó 15 puntos porcentuales en comparación con septiembre del 2021.  

No es difícil deducir las razones de este estado de ánimo: la falta de empleo y la carestía de la vida son los principales agobios. Para el 82% el costo de la vida se ha elevado y, de ese porcentaje, el 58% consideraba que “había subido mucho”. En cuanto al empleo, el 35% declaró a CID GALLUP que el jefe del hogar o al menos un miembro de la familia no tiene trabajo. Es evidente que la propaganda oficial es ya insuficiente para aplacar estas preocupaciones, las cuales, además, muestran plena coincidencia con las estadísticas oficiales sobre empleo y costo de la canasta básica.

Preguntas similares se formularon con relación al país y las respuestas también fueron semejantes: El 65% respondió que la situación del país estaba peor ahora que con relación a hace un año. Sobre las expectativas de futuro, la mayoría respondió de la misma manera: que la situación empeoraría: Esta última cifra se elevó en 19 puntos porcentuales en comparación con septiembre del 2021.

Estos datos -hay más- confirman que la forma de conectar con las preocupaciones y aspiraciones de la mayoría de la población es enfocarse en sus agobios económicos, sociales y de sobrevivencia. 

¿Cuál es la responsabilidad que la población atribuye a Ortega en esta situación? 

La respuesta puede desprenderse del siguiente dato: Casi el 70% de los entrevistados respondió que Ortega no tenía probabilidades de resolver estos problemas: ni de la familia, ni del país. Confirmando el porcentaje de respaldo con que cuenta el partido oficial, el 15% estimó, en contraste, que sí era altamente probable que Ortega resolviera estos problemas. En adición, un porcentaje mayoritario opinó que Ortega no se preocupa por los problemas del pueblo. Estas respuestas son llamativas pues se expresaron a pesar del ambiente de temor que prevalece en el país.

¿Izquierda o derecha?

Un dato novedoso concierne a las alineaciones izquierda y derecha. Una buena parte de las redes sociales están atiborradas de descalificaciones y pugnas presuntamente ideológicas. No obstante, cuando se preguntó a los encuestados en qué posición político-ideológica se ubicaban, solamente un 10% se autocalificó como de derecha, y el mismo porcentaje, 10%, se autocalificó como de izquierda. Un 13% se ubicó, en conjunto, como centro, centro izquierda y centro derecha. El resto, la gran mayoría, consideró que esa diferenciación no era relevante en las circunstancias actuales: Dos de cada tres. Se podría deducir que hay al menos una amplia franja de tolerancia política (80%) sobre las contradicciones izquierda-derecha 

Este dato es clave para sintonizar el discurso político de la oposición democrática, porque, hay que repetirlo: no todos los opositores a Ortega aspiran realmente a la democracia. Y contaminar el discurso con extremos confrontativos no sintoniza con la opinión de la inmensa mayoría.

Tres datos significativos

Uno de los ejes de la propaganda oficial ha sido proyectar la imagen de que Nicaragua es uno de los países más seguros de América Latina. Sobre este tema la pregunta fue directa: Si en el hogar del encuestado algún familiar había sido víctima de algún delito en los 4 últimos meses. ¡El 45% respondió afirmativamente! De confirmarse este dato “duro”, Nicaragua se colocaría como uno de los países más inseguros de la región. Dado que se trata de un dato espeluznante, la prudencia aconseja ver cómo se refleja en la próxima encuesta.

Otro dato significativo, compartido por CID GALLUP es que uno de cada cuatro entrevistados (24%) colocó la corrupción en el gobierno como el principal problema del país. Este dato evidencia la existencia de un amplio espacio, hasta ahora poco aprovechado, sobre uno de los flancos más débiles de la dictadura.

Finalmente, en relación con las peroratas antimperialistas que Ortega repite una y otra vez, únicamente el 5% expresó apoyo a esas posiciones. El restante 95% se repartió entre quienes expresaron que no convenía tener confrontaciones con ningún país, los que manifestaron que debían cultivarse relaciones armoniosas, hasta quienes opinaron abiertamente que Nicaragua debía ser aliado de Estados Unidos.

En otras palabras, ni los mismos seguidores de Ortega respaldan los discursos confrontativos del dictador.

¿Quiénes son los que más adversan al régimen?

Si bien en todos los sectores la mayor parte de los encuestados adversan al régimen, de manera notoria los siguientes segmentos de población muestran los porcentajes más pronunciados: mujeres, católicos, los de menor escolaridad (por deducción, los más pobres) y la población entre 25 y 40 años. En particular es notoria la coherencia y contundencia de las opiniones de esta franja de edad, que los coloca como un sector decisivo en la lucha en contra de la dictadura. También es revelador que la propaganda de la dictadura ya no engaña a los sectores más pobres de población.

Lea: Casi 80% de nicaragüenses considera ilegítima reelección de Daniel Ortega, según CID Gallup

En conclusión, la credibilidad y el respaldo al régimen se encuentran en el piso. Las crisis política, social, internacional y económica que enfrenta el régimen siguen socavando sus bases de apoyo y ensanchando el malestar y el rechazo. Como se decía en otros tiempos: las condiciones objetivas están dadas. Si esto es así…¿Cómo aprovechar la oportunidad?

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ