Noticias NicaraguaPolíticaOpositores exigen liberación del obispo Rolando Álvarez, sacerdotes y laicos

Opositores exigen liberación del obispo Rolando Álvarez, sacerdotes y laicos

Las organizaciones opositoras demandaron que la dictadura muestre y libere inmediatamente al Obispo Álvarez
Monseñor Rolando Álvarez
Monseñor Rolando Álvarez.
Cortesía

Organizaciones opositoras de Nicaragua exigieron la liberación de Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, quien se encuentra bajo arresto domiciliario o “resguardo domiciliario”, según la policía. También pidieron la liberación de los ocho sacerdotes y seminaristas secuestrados por la policía. 

En un comunicado, unas 16 organizaciones rechazaron las declaraciones del Ministerio de la Familia (MIFAN) en las que declara en "rebeldía" al obispo de Granada, Monseñor Jorge Solorzano por respaldar a Monseñor José Leonardo Urbina, condenado a 30 años de prisión por los supuestos delitos violación y abuso a una menor de 12 años.

"Es inaceptable que una institución cómplice de la violación de los derechos humanos, se pronuncie de esa manera contra el obispo Solorzano y la Diócesis de Granada, cuando es conocido que el régimen ilegítimo de Ortega y Murillo está ejecutando, desde hace semanas, una escalada represiva contra la Iglesia Católica" señalan.

En este sentido, las organizaciones demandaron que la dictadura muestre y libere inmediatamente al Obispo Álvarez, a los sacerdotes y seminaristas presos políticos.

“El pueblo de Nicaragua conoce que la dictadura no respeta el Estado de Derecho en el país, pero tiene fe en los sacerdotes que lo han acompañado a lo largo de la historia en la construcción de la nación".

LEER MÁS: Régimen reclama y amenaza a Diócesis de Granada por respaldar a Monseñor Urbina condenado a cárcel en juicio ilegal

También llamaron a la comunidad internacional a "usar todos sus medios diplomáticos para lograr el cese de la represión en Nicaragua, la liberación incondicional de todos los presos políticos y, el respeto a las libertades constitucionales, incluyendo la libertad religiosa".

El pronunciamiento fue firmado por 16 organizaciones de oposición en Nicaragua y en el exilio.  

Álvarez, fue sustraído la madrugada del viernes 19 de agosto por agentes policiales del palacio episcopal provincial junto con cuatro sacerdotes, dos seminaristas y un camarógrafo, después de haber estado 15 días confinados.

Los otros siete sacerdotes que se encuentran en la cárcel policial El Chipote, oficialmente conocida como la Dirección de Auxilio Judicial, el cardenal Leopoldo Brenes dijo que han sido visitados por el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y obispo de la diócesis de Jinotega (norte), Carlos Enrique Herrera, así como por sus familiares.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ