Noticias NicaraguaPolíticaGobierno de Colombia asegura que "de ninguna forma estamos con Daniel Ortega"

Gobierno de Colombia asegura que "de ninguna forma estamos con Daniel Ortega"

El Canciller colombiano Álvaro Leyva cataloga de “barbaridad” lo que ha hecho el dictador Daniel Ortega con la oposición nicaragüense, aseguró que Colombia no se quedará cruzada de brazos y anunció que firmarán una resolución en Ginebra condenando la represión en Nicaragua
canciller de colombia alvaro leyva
Canciller de Colombia Álvaro Leyva.
Agencia EFE

El canciller de Colombia Álvaro Leyva dejó en claro que el Gobierno del izquierdista Gustavo Petro “de ninguna manera” está con Daniel Ortega, y calificó de "barbaridad" lo que ha hecho el dictador en Nicaragua con la oposición, a los que, según sus palabras, "los ha tratado a la patada". Adelantó que su Gobierno va a firmar una próxima resolución en Ginebra condenando la violación a los derechos humanos en el país centroamericano y prometió que "no nos vamos a quedar cruzados de brazos".  

Tales afirmaciones fueron hechas este viernes por el ministro de Relaciones Exteriores de Colombia en declaraciones brindadas al periodista Daniel Coronel y publicadas por el diario colombiano El Tiempo, en las que revela cuál será la posición que asumirá la administración del presidente izquierdista de ese país, Gustavo Petro, tras su criticada ausencia en la pasada sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El canciller Leyva aseguró que Colombia va a censurar a Nicaragua en Ginebra

"Vamos a firmar una resolución condenando la violación de los derechos humanos allí (en Nicaragua)", dijo, y agregó que "el Estado colombiano y el presidente Petro manifiestan claramente que de ninguna manera estamos con el señor Ortega".

Así mismo, el jefe de la diplomacia colombiana justificó que la acción de ausentarse en la sesión de la OEA del pasado 12 de agosto donde se resolvió condenar las violaciones a los Derechos Humanos del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, se debió a "razones estratégicas como humanitarias y no ideológicas. La ventana de oportunidad para una acción humanitaria de envergadura en Nicaragua coincidió con la votación de ese días”.

Según el diplomático colombiano, la no asistencia a dicha sesión de la OEA no tendría nada que ver con el conflicto limítrofe que enfrenta su país con Nicaragua en la zona de los raizales de San Andrés, en aguas que la Corte de La Haya declaró nicaragüenses e insistió que "Fue una razón absolutamente humanitaria".

"Este Gobierno, desde el comienzo, habla de la paz total inclusive más allá de las fronteras. Ahí está el caso de Venezuela a la vista de todo el mundo, ha sido aplaudido. Lo que se ha venido haciendo en Cuba, no solo con relación al inicio del proceso con el ELN, sino reivindicando un poco el papel de Cuba que ha sido el territorio de la paz para Colombia", argumentó el canciller Leiva en la entrevista. 

Refirió que los hechos relacionados con la sesión de la OEA tuvieron coincidencia con "una circunstancia" que podría contribuir a "un camino para tratar de aterrizar al señor Ortega" y aprovechó para destacar que su Gobierno condena lo que sucede en Nicaragua.

Explica la ausencia en la OEA

Álvaro Leyva insistió en que la administración de Gustavo Petro no actuó premeditadamente en afán de apoyar a Ortega en la sesión de la OEA, hecho por el que han sido muy cuestionados.

"La situación que se presentó fue una coyuntura que se dio gratuitamente porque los medios lo dicen: el 13 de agosto hubo esa sesión extraordinaria del consejo permanente. Algún medio dice que el lunes anterior el presidente Petro se estaba posesionando y yo estaba presidiendo una delegación en Cuba. Esta fue una sesión extraordinaria que tuvo lugar el 13 de agosto cuando nosotros estábamos viajando a Cuba ese día. No había decisiones respecto a cómo iba a ser la representación de Colombia en la OEA", justificó. 

Agregó que "de alguna manera se presentó una coyuntura porque interpretamos que era el momento de llamarle la atención al señor Ortega. Estamos convencidos de que las cosas de orden público no se pueden tratar a patadas, metiendo a los enemigos a la cárcel. Esto ha sido una barbaridad", expuso.

Además subrayó que "siempre se señaló en la misma OEA que no se debían cerrar los caminos, entonces ¿qué mejor oportunidad", dijo el canciller y aclaró "que no se piense que estamos mezclando una actitud llena de principios con el caso del litigio en La Haya. De ninguna manera".

De acuerdo con averiguaciones de el diario El Tiempo, es posible que Colombia tenga algo que ver con la mediación para liberar a presos políticos en Nicaragua, encarcelados por Daniel Ortega.

El medio colombiano recuerda que hace un par de semanas dieron a conocer que el Gobierno Nacional (colombiano) está construyendo una nueva estrategia frente a Nicaragua en dos temas de enorme trascendencia: "la situación interna de derechos humanos de ese país y los casos entre las dos naciones ante Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya".

Una fuente relacionada con la Casa Presidencial colombiana habría revelado a ese medio de comunicación que “varios líderes del continente están muy preocupados por lograr la liberación de dirigentes de oposición actualmente detenidos”.

Esa misma fuente habría afirmado que algunos de esos líderes continentales “consideran que el presidente Gustavo Petro podría interceder con Daniel Ortega para lograr ese propósito”. Esas revelaciones, según El Tiempo, fueron confirmadas por el canciller Álvaro Leyva este viernes cuando dijo "absolutamente es así".

El Régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha impuesto en Nicaragua un estado policial represivo que ha sumido al país en un estado de represión y violencia política sin precedentes. Las protestas sociales iniciadas en abril de 2018 fueron reprimidas a sangre y fuego con un saldo de al menos 355 asesinados, según datos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Actualmente hay 205 presos políticos de acuerdo con la cifras mantenidas por organizaciones de Derechos Humanos. Más de 200 mil nicaragüenses han salido al exilio, unos 170 periodistas se han visto forzados a irse del país ante la represión contra la libertad de expresión y más de 1700 ONG han sido canceladas como parte de la ola represiva contra la sociedad civil. A esto se suma la actual escalada represiva contra la iglesia Católica que deja varios sacerdotes y un obispo en el exilio así como un obispo, sacerdotes y laicos encarcelados.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ