Noticias NicaraguaPolíticaFamiliares del Chino Enoc imploran "perdón" a Daniel Ortega para el paramilitar encarcelado

Familiares del Chino Enoc imploran "perdón" a Daniel Ortega para el paramilitar encarcelado

La esposa e hijos del “Chino Enoc” le enviaron una carta a Daniel Ortega apelando a la supuesta “bondad” del dictador y le imploran que perdone al paramilitar, encarcelado por órdenes de sus propios jefes políticos
paramilitar “Chino Enoc”, encarcelado por sus propios jefes políticos
Paramilitar sandinista Marlon Sáenz, “Chino Enoc”, rehen de su propio régimen.
Tomada de Internet

Familiares del militante sandinista y paramilitar confeso Marlon Gerardo Sáenz Cruz, conocido como "Chino Enoc", pidieron al dictador Daniel Ortega "perdón" para el militante sandinista encarcelado por sus propios jefes políticos acusado de tráfico de drogas y de armas, luego de haberse convertido en un ferviente defensor de Ortega y férreo crítico de la vicedictadora Rosario Murillo.

En una carta que circula en redes sociales , dirigida a Daniel Ortega, secretario general del Frente Sandinista de Liberación Nacional y presidente "de facto" de Nicaragua, en la que no mencionan a Murillo, tal como acostumbran los sandinistas en todas sus comunicaciones, la familia del Chino Enoc prácticamente imploran al dictador que, perdone al paramilitar y le conceda arresto domiciliario, al tiempo que se comprometen a que no harán "ningún acto que altere o afecte su condición de beneficiado" que le están solicitando.

Los familiares le recuerda a Ortega que Sáenz, un exguerrillero sandinista, retirado del Ejército y le  paramilitar, es un "destacado militante sandinista quien ha entregado 47 años de su vida" al sandinismo, mismo que lo tiene hoy preso en la cárcel La Modelo, de Tipitapa.

Sáenz fue detenido por la Policía sandinista el pasado 18 de mayo en su casa, en el municipio esteliano de La Trinidad. Fue acusado de supuesto tráfico de drogas y de armas. Policías al servicio de la dictadura atestiguaron en juicio que al momento de capturar al paramilitar tenía en su poder droga y armas de guerra, entre ellas fusiles AK-47 de fabricación rusa.

El mismo tipo de armas que el régimen de Daniel Ortega distribuyó entre sus fanáticos para conformar las brigadas de paramilitares que ejecutaron la llamada "operación limpieza" en la que asesinaron a decenas de nicaragüenses que protestaron contra la dictadura en el 2018.

En la carta, los familiares aseguran que se ven en "la imperiosa necesidad de solicitarle a Ortega un "perdón", para Sáenz y que se le aplique una medida de convivencia familiar porque "posee innumerables padecimientos crónicos, unos productos de las lesiones de guerra, otras por la edad".

Asimismo, los parientes del paramilitar, aunque reconocen que su situación es "penosa",  llegan incluso a atribuirle al dictador "principios y reconocidas bondades" y por ello  "acudimos en esta penosa situación para que nos ayude a conceder y se autorice un arresto domiciliario".

El dictador Ortega y la vicedirectora Rosario Murillo no han mostrado ningún signo de bondad ni siquiera de calidad humana ante los más de 200 reos políticos que mantienen en las cárceles del país, todos acusados por delitos fabricados en las oficinas de la Fiscalía sandinista. Incluso, han desatado una estrategia de ensañamiento contra los hijos menores de los reos de conciencia a quienes, violando sus derechos consagrados en leyes nacionales e internacionales, les impide ver a sus padres.

La familia del Chino Enoc, en un intento de convencer a la dictadura de que les entregue a su familiar, en ningún momento insinúa siquiera la posibilidad de que el militante sandinista sea inocente de los delitos por los cuales fue acusado sino que se comprometen a que si le otorgan el perdón que están pidiendo, el "compromiso será no cometer ningún acto que altere o afecte su situación de beneficiado".

"Como familia nos comprometemos a su cumplimiento, para que él pueda pueda ser trasladado a casa, ya que, como expresamos, está muy mal de salud", insiste la familia Sáenz.

La carta está firmada por la esposa del Chino Enoc,  Melba Scott Pinell, y por sus hijos,  Dymberth , Marlon Alcides y Aaron Gerardo, todos Sánez Scott.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ