Noticias NicaraguaPolíticaMiguelito: "Diosito cuidá a mi papá amén", así oró por Miguel Mora en segundo reencuentro en El Chipote

Miguelito: "Diosito cuidá a mi papá amén", así oró por Miguel Mora en segundo reencuentro en El Chipote

Miguelito, como siempre, robó la atención de su padre "su papá, disfrutó a Miguelito, le dio de comer, el niño le dijo que se hiciera junto a él", comentó a 100% Noticias, Doña Chilo, madre de Mora
miguel mora y su hijo miguelito
Miguel Mora y su hijo Miguelito en fotografía de Archivo.
Cortesía

Miguel Mora estuvo completo, recibió la visita de su esposa, madre, hijos y nieto. Por segunda ocasión, pudo ver a su hijo Miguelito, durante la visita que la Policía en Nicaragua catalogó como "especial" para los presos políticos. 

"Miguel está siempre fortalecido, nos habló con mucha fe, que lo mantiene en paz. Él sabe que pronto va a pasar la cárcel. Dijo que está orando por todos en Nicaragua" aseguró a 100% Noticias Auxiliadora Barberena, madre de Mora. 

Miguelito, como siempre, robó la atención de su padre "su papá, disfrutó a Miguelito, le dio de comer, el niño le dijo que se hiciera junto a él", comentó Doña Chilo. 

El niño "oró por su padre y le puso la mano en la cabeza "Diosito cuidá a mi papá amén" relató Verónica Chávez, esposa de Mora, quien también hizo una oración por sus hijos, nieto, madre y esposa. 

Miguel gozó con las quejas de Miguelito

Uno de los juegos preferidos de Miguelito Mora es poner quejas a su padre sobre su madre. Y esta vez, no desaprovechó la ocasión. 

Leer más: Corte IDH declara en desacato al Estado de Nicaragua en dictadura por no liberar a 45 presos políticos

"Cuando llegamos al auditorio, ya Miguel nos esperaba en la mesa. El niño estaba desesperado por ver a su papá. Y cuando lo miró le dijo "padre no te había visto, padre sos vos, no te había visto" y Miguel respondió "ni yo mi amor ¡que lindo que estás!" y le puso la primer queja "mi mamá me mordió", "y yo que bárbaro Miguelito, solo a eso veniste a poner quejas, y el niño en carcajadas" aseguró Verónica Chávez. 

Otra forma de hacer sentir bien a Miguelito, es cuando su padre, le da toda la autoridad.

"Quien manda en la casa es Miguelito Mora y nadie más" expresó Miguel a toda la familia y el niño respondió "gracias papá, llore mama, llore" como una forma de medir fuerzas con su madre, y todos en la mesa gozando con las ocurrencias de miguelito. 

"Miguelito le dijo a su padre las vocales, los números, las sílabas, los colores" cuando él le preguntaba cómo estaba y qué había aprendido. 

Según la madre de Miguel Mora, él repuso las libras pérdidas y está haciendo ejercicios en la celda.

"Él comentó las maravillas que Dios ha hecho en la vida de muchos presos. Yo le doy la Gloria a Dios porque me permitió este momento con mi hijo y en familia. A la hora de la despedida, eso es lo que me duele. Yo le pido a Dios, que esa liberación se dé", manifestó con mucha esperanza Doña Chilo. 
Agregó "Miguel es un hombre optimista, toda la vida anda aceptando la voluntad de Dios". 

Policías estaban irreconocibles

En la doceava visita a los presos políticos de El Chipote, fue nuevamente notorio la inusual amabilidad de la policía. Esta vez la revisión a familires fue a través de un detector de metales y no como en otras ocasiones donde hasta los desnudan. Dejaron pasar alimentos y bebidas para compartir con los presos. El jefe de Auxilio Judicial, Luis Alberto Pérez Olivas brindó unas palabras.

Pérez Olivas, sancionado por Estados Unidos, dijo que esta visita "especial" la habían autorizado para que "disfrutaran con sus familiares, que están en resguardo", evitando decir que están presos ilegalmente. 

"Dieron de comer, había tipo buffet, la servían y llevaban a la mesa. Eso no lo había visto nunca" dijjo sorprendida Doña Chilo a 100% Noticias. 

La visita de cuatro horas "ni la sentimos, estuvo muy bonito el momento. Ningún policía llegó a las mesas a llamarle la atención a nadie. Los presos que tuvieron visita en el mismo auditorio, se saludaron entre ellos", agregó la madre de Mora. 

Verónica agradece a Dios

La periodista Veronica Chavez esposa de Miguel Mora dijo: Agradecida con mi Señor Jesus que permitió esta visita especial, a él sea la honra. 

En este mes de amor y familia, pido una navidad sin presos políticos, como familia seguimos demandando la libertad de mi esposo Miguel Mora, es inocente y debe estar en Libertad. Miguelito necesita estar con su padre todo el tiempo.

Miguel Mora continúa pidiendo a gritos su Biblia. ¿Que mal puede hacer la palabra de Dios?


 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ