Noticias NicaraguaPolíticaEntrevista Haydee Castillo: Ortega y Murillo tratan de aparentar una armonía que no existe

Entrevista Haydee Castillo: Ortega y Murillo tratan de aparentar una armonía que no existe

Haydée Castillo, defensora de Derechos Humanos, analizó el discurso de Daniel Ortega en donde el mandatario afirmó que Rosario Murillo ejerce la “copresidencia” de Nicaragua. Ortega dio el poder de presidenta a Murillo
daniel ortega y haydee castillo
Daniel Ortega y Haydée Castillo.
Cortesía

Haydee Castillo, defensora de Derechos Humanos en Nicaragua, analizó el discurso del dictador Daniel Ortega, quien dijo que su esposa, la vice dictadora Rosario Murillo ejerce el cargo de “copresidenta” de Nicaragua, afirmando que el mandatario intenta reconciliarse con Murillo tras protagonizar una discusión en público la noche del pasado 31 de diciembre.

La defensora de Derechos Humanos, también señaló, que Ortega “no duerme” tranquilo porque vive atormentado al pensar que en cualquier momento podría volver a vivir un estallido social que termine con su salida del poder, como ha ocurrido en países con gobiernos de izquierdas.

Castillo también analizó en 100% Noticias, que Ortega admitió la muerte de más de 300 personas en masacre del 2018.

Lea: Daniel Ortega dice que Rosario Murillo "ejerce funciones de presidenta de la república" en Nicaragua

Lucía Pineda: ¿Existe la copresidencia en Nicaragua jurídicamente? ¿Cómo podemos tomar de que Ortega lo hace en una sesión de la Asamblea Nacional y deja a Murillo como dice “ejerce funciones de presidenta” es presidente también de la República?, ¿cómo podemos tomar eso?

Haydeé Castillo: Pienso que este discurso es un momento importante para el país porque nos da un montón de luces de lo que está pasando internamente dentro del Frente Sandinista y de la dictadura.

En este primer capítulo que hace referencia a esta exposición pública de Daniel de una reconciliación entre comillas. El pueblo de Nicaragua siempre ha estado claro de que esto es una relación de amor y odio y que no hay una relación de familia, de que está sustentada fundamentalmente por intereses de poder, eso lo sabemos desde la violación a Zoilamérica Narváez y cómo se posicionó en este caso Rosario Murillo.

Llama la atención primero el hecho de ese desaire, de esa contradicción que se da en otro momento entre la pareja dictatorial, pero luego ayer (lunes por la noche) Daniel intenta reivindicar la figura de ella ante los mismos poderes del Estado que en alguna manera la desautorizó en ese conflicto que tuvieron, porque en el video se vieron claramente los señalamientos que él hacía con la mano los desmandes y ella tomar el vehículo, irse del acto al que habían planeado llegar.

Si ustedes escuchan, no solo el discurso de Daniel sino también, las palabras finales que siempre hace Rosario Murillo después de cada acto de Daniel, ella habla del rol de las mujeres y dice que los hombres siempre quieren algo así como opacar a las mujeres o hacerlas ver como que les pertenecen a ellos.

Me parece que aquí estamos ante una situación de una inestabilidad, de una cantidad de desacuerdos que ya no los pueden tapar y probablemente fue un arreglo el hecho de que él en este acto tuviera que decir eso para poderle seguir demostrando a los diferentes poderes del Estado que tienen que hacerle caso a esa llamada, a esa permanente porque también, no dejó de ser un poco despectivo, de decir algo así como que Rosario no los deja dormir y que está llamándolos constantemente, cuando todo el mundo también sabe de que no es una relación en primer lugar, ni una relación institucional porque en Nicaragua, el cargo de Presidente es un cargo exclusivo del presidente y que solo le puede delegar responsabilidades a la Vicepresidencia de la República.

En este caso ellos tratan de aparentar ante el pueblo de Nicaragua de que hay una aparente armonía entre ellos cuando todo el mundo sabe que desde 2007 hasta el día de hoy ha habido una lucha de poder y ella ha querido ser la gobernante de facto, pero yo en este caso no pondría de víctima a Daniel como escucho en otros comentarios, me parece que aquí hay un dúo perfectamente complementado donde los dos tienen un grado de corresponsabilidad ante todo el caos que han conducido al país y a la violaciones de derechos humanos.

Lucía Pineda: En el discurso de ayer Ortega llama a su gente, a su militancia, sus funcionarios a dormir con un ojo abierto y otro cerrado. Entonces, si dicen ellos que ganaron unas elecciones, cómo podemos interpretar que llaman a dormir con un ojo abierto y otro cerrado porque según él andan alimañas y entre comillas ponemos eso que es lo dijo en referencia a los opositores. 

Haydeé Castillo: Yo asocio esta parte con otra parte del discurso que es cuando inicia en este caso Gustavo Porras, si ustedes escucharon hablar de cohesión, hablan ellos, de unidad coherencia y cohesión como dicen cuando el río suena piedras trae. Es evidente que ellos están mandándole un mensaje a todos los alcaldes, pero si vos ves ahí estaban todos los poderes del Estado porque además dicen unidad, coherencia y cohesión entre los poderes del Estado.

Hablan de unidad porque saben que hay un desmoronamiento interno que empezó desde 2018, lo que pasa es que a eso no se le ha dado la meridiana dimensión como el retiro de gente del Ejército, de la Policía que no quiso reprimir al pueblo y algunos funcionarios del Estado, del caso de médicos, maestros, etcétera, pero en estos últimos meses del 2022, es evidente que han surgido grandes contradicciones a lo interno de las mismas instituciones de los mismos poderes y al parecer entre poderes del Estado.

Creo de que ellos también se están en alguna manera como adelantando a decir: miren los diputados tienen un papel, porque si vos ves les recordaron el Artículo 5 de la Constitución de la República, el Artículo 144, como diciéndole aquí hay un orden jurídico que ni ellos mismos se lo creen porque no lo cumplen y además lo han violentado, pero para su gente y les dicen recuerden el jefe del Ejército, es Daniel Ortega y por eso viene a este acto a hablar aquí, o sea, está clarísimo que hay temor a lo interno de la cúpula dictatorial de lo que pueda pasar y seguir pasando en este desmoronamiento.

Lucía Pineda: ¿Si ellos dicen que el pueblo los ama, porque no van a dormir tranquilos?

Haydeé Castillo: Ellos, también sumado a su propio desmoronamiento progresivo interno, están viendo algunas manifestaciones a nivel internacional que probablemente no tengan alguna asociación en cuanto a lo ideológico, pero sí, a la actitud de los pueblos. Se habló, por ejemplo del caso de Brasil, de un aparente golpe de Estado. Ellos quieren hacer una similitud entre lo que pasó en la rebelión del pueblo de 2018 con lo que ha pasado en Brasil, lo que pasó en Perú, lo que pasó en Bolivia y en alguna manera lo que ha pasado también en el Congreso de Estados Unidos.

Creo que ellos en realidad, es cierto que no duermen, por eso es que se dice de que esa paz que quieren vender ni siquiera ellos mismos la tienen y por otro lado, me parece que le están mandando un mensaje a todos los poderes del Estado de que recuerden en realidad a pesar de todas las barbaridades que han hecho y que a pesar de los más de 300 asesinados, porque él trata de justificar el rol de la Policía y el rol del Ejército, pero a pesar de eso el pueblo resiste. El pueblo no se da por vencido, o sea, en realidad ellos saben que están parados en una tierra completamente movediza.

Eso es lo que está tratando de decir y alentar ese odio que eso también en algún momento se tendrá que juzgar porque es un discurso de odio permanente “alimañas”, imaginate eso, o sea es como fomentar en el pueblo de Nicaragua que cualquier fanático o cualquier persona te pegue un balazo y parte sin novedad porque está catalogando el presidente entre comillas que en este caso es el dictador, calificando de esta manera a la oposición.

Lucía Pineda: Ortega prácticamente por primera vez admite más de 300 muertos en el 2018, cuando ellos incluso negaron los muertos, luego le pusieron cifra y ahora están con más de 300 muertos en el 2018. Siempre Ortega no asume su responsabilidad de esas muertes y se las imputa a quienes tienen presos ahí en El Chipote. ¿Qué lectura le das? 

Haydeé Castillo: En esta parte de la locución que hace el dictador vuelve a insistir al pueblo de Nicaragua, a decirles, lo que nosotros hicimos fue restaurar el orden y responsabiliza claramente a Estados Unidos. 

Él dice el imperio rabioso, que no estaba contento con los avances de la revolución y aquí, él dice la Policía con la Policía voluntaria, con el Ejército resguardando logramos restablecer la paz, la estabilidad, o sea, prácticamente quiere darle la vuelta a una situación que a todas luces está clarísimo que fueron ellos los que cometieron esos crímenes. Y probablemente viendo todo lo que le está pasando en sus filas, el descontento del pueblo, la cantidad de gente que está migrando y todo eso él siente que el poder poquito a poco se le desmorona. Entonces vuelve de nuevo como a repetirle a la gente lo que hicimos fue correcto, lo que hicimos fue restaurar la paz, aunque el pueblo de Nicaragua tiene clarísimo porque si vos ves también habla de los presos políticos, dice cómo es eso que piden justicia, o sea, está claro que el pueblo de Nicaragua pide justicia para los asesinados, pide libertad para los presos políticos y dice que ni con cadena perpetua han podido saldar el daño. 

Él quiere prácticamente sacudirse esa responsabilidad y dársela al pueblo azul y blanco, pero es porque tienen clarísimo que el pueblo de Nicaragua nunca se tragó esa mentira. Ese discurso es como una lavada de manos, pero también porque creo que ellos saben que se acercan tiempos muy difíciles para la dictadura en el mediano plazo y empiezan también a prepararse y quieren seguir convenciendo al pueblo de que mantengan el respaldo a esta dictadura.

Lucía Pineda: Haydee quería consultarte sobre el papel que van a jugar los alcaldes sandinistas, concejales sandinistas y vice alcaldes sandinistas que hoy tomaron control del 100% de las alcaldías en el país.

Haydeé Castillo: Es bien dramático pensar en una fecha como hoy (10 de enero), creo que no es casual, que estemos conversando en este programa de estos temas. Hoy se cumplen 45 años del asesinato de Pedro Joaquín Chamorro, llevan a juicio a Monseñor Álvarez un 10 de enero, pero también se consuma en su máxima expresión el asalto por parte de la dictadura Ortega Murillo a las instituciones democráticas en lo poco que habíamos logrado desde los acuerdos de paz hasta la fecha.

Qué sucede, esta cantidad de alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas, prácticamente yo diría son un adorno, cuando vos pones en una mesa toda una ficha de ajedrez, para que parezca aquello de que hay una institucionalidad, pero estas son en realidad personas que no juegan ningún rol.

Si analizamos bien el mensaje que transmitieron ayer (lunes por la noche) acerca del rol de la Asamblea Nacional, me parece que están tratando de decirle a todos estos funcionarios que en primer lugar hay un orden y hay un lugar donde se toman las decisiones, que, aunque sean alcaldes, alcaldesas o concejales, su poder de decisión es limitado.

Ustedes vieron todas las flores que le tiró a la Asamblea Nacional y habló de algunos ministerios y todo porque tenemos información extraoficial de qué ahora se va a centralizar, si ya antes era centralizado digamos las transferencias municipales, la ejecución del presupuesto a nivel municipal, este año la situación va a ser peor.

Nos dicen que desde la Presidencia de la República, desde Managua, desde INIFOM, se va a definir cómo se va a ejecutar hasta el último centavo. En Nicaragua se terminó completamente la participación ciudadana, la auditoría social, el poder de la población y de la ciudadanía para definir qué proyectos le interesa, cuál es su prioridad y prácticamente las alcaldías municipales, los gobiernos locales como tales desaparecieron, así como han desaparecido los gobiernos regionales porque prácticamente el régimen, o sea, no hay descentralización.

Recordemos que jurídicamente se dice que los gobiernos locales tienen una autonomía municipal y que se había venido avanzando hasta 2007 en la descentralización municipal sin embargo, ellos vinieron castigando desde 2007 hasta tomarse las alcaldías opositoras mandando solo el 4% del total del presupuesto y a otras castigándolas mucho más y ahora me parece que se van a despachar con cuchara grande, pero a nivel central y prácticamente no hay alcaldes, alcaldesa gobiernos locales, son un florero.

Eso es preocupante porque aquí, el día que haya justicia hay que acordarse que hay todo un escalón de mando y en los temas de Justicia transicional y en los temas de crímenes de lesa humanidad se analiza toditita esa jerarquía y esta gente que esté en un gobierno local, un alcalde o una alcaldesa que es copartícipe de todo esto hechos.

Me parece que como el Frente Sandinista también dejó de ser un partido, como una plataforma política con un congreso, con una gobernanza interna y prácticamente quedó en un aparato de beneficio para una familia en el poder ya nadie tiene que opinar en los asuntos de decisión que tampoco existe. Digamos que ya ni siquiera podemos hablar de un partido único, sino que es una familia única en el poder, ahí viste saludando al hijo (de Daniel Ortega y Rosario Murillo), a Laureano, cuando está saludando a todos los poderes del Estado, habrase visto pues como el nepotismo reina de una manera descarada.

Lucía Pineda: Reapareció Humberto Ortega con un escrito de opinión en el diario La Prensa proponiendo a los nicaragüenses un centro político para la coexistencia de la democracia. ¿Cómo ve esta reaparición de Humberto cuando el régimen lo había puesto casi con un pie en la tumba, estaba grave, estaba débil de salud, que por eso fue Daniel Ortega a visitar a su hermano.

Haydeé Castillo: En todo este tiempo nos hemos dado cuenta que esta dictadura funciona sobre la base de las mentiras, o sea quiere tapar la verdad a punta de mentiras, expone de que una visita del dictador a su hermano fue por un asunto de carácter humanitario, pero luego vemos el pleito de la pareja dictatorial. Ponen al ex jefe del Ejército y el hermano del dictador como una persona que prácticamente está a punto de morirse, según ese documento que sacó la Presidencia de la República y lo vemos a él salir con un escrito, como devolviéndole de alguna manera también diciéndole, estoy vivito y coleando y  aquí estoy y aquí sigo.

Más bien creo que quedan en el ridículo, tendríamos que hacer tal vez otro programa para analizar todo esto que está pasando con Humberto Ortega por qué ese nuevo esa presencia y todo, pero creo que en el país están pasando cosas preocupantes bajo la mesa, que tenemos que analizar profundamente.

Lea más: Daniel Ortega dice que presos políticos merecen "cadena perpetua", reconoce que represión dejó más de 300 muertos

Hay un tema que no lo comentamos aquí, pero que me parece muy importante y es el hecho que reiteradas veces el dictador dijo que han producido milagros, no sé si hay que ponerle atención a ese discurso ellos dicen como que llegaron al poder en 2007 por un milagro de Dios y que la obra que han hecho, haciendo mucho con tan poco también es que ellos hacen milagros, o sea están llegando a ese extremo de venderle a Nicaragua de que ya no solo ellos son los gobernantes únicos, sino que como lo he dicho en otras ocasiones ellos son Dios, Jesús, la Virgen María y ellos quieren llevarse de tajo todo lo que hay en el país y es bastante peligroso.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ