Hijo le quita la vida a su madre y baila junto al cadáver con su hermana menor

Un hecho sin precedentes ocurrido cuando Victoria Ramírez, de 43 años dijo “sé que me vas a matar y te amo”, como sus últimas palabras después de que su hijo le quitara la vida, y luego bailara con su hermana menor cerca del cadáver de su progenitora.

El caso se registró en Springville, Utah, Estados Unidos, donde Mike López, de 23 años, enfrenta cargos por homicidio agravado, violencia doméstica en presencia de un niño y posesión de arma por una persona restringida.

INFOBAE retoma una declaración de causa probable en la acusación contra López que se ha hecho público en otros medios, en los cuales se relata que el joven entró al comedor de la familia mientras su madre estaba sentada preparando la cena con sus dos hermanas menores. López llevaba consigo una escopeta.

Lea También: Deportista y actor italiano atrapado en casa por coronavirus con el cadáver de su hermana

“Los cuatro estaban sentados en la mesa del comedor cuando (López) apuntó con una escopeta directamente a la víctima”, dice la declaración jurada.

“La niña corrió y se encerró en un baño cercano, mientras que su hermana de 17 años se quedó afuera para presenciar lo que sucedió a continuación. La niña mayor les dijo a los detectives que fue a ver si su hermana estaba bien, sin creer que la escopeta estuviera cargada”, agrega Infobae.

En ese momento la ahora fallecida habría dicho lo siguiente a su hijo “sé que me vas a matar y te amo”.Al escuchar eso, su hija de 17 años regresó hacia la mesa, y presenció el instante en que su hermano disparó la escopeta y golpeó a su madre en el cuello, provocando su muerte de forma instantánea.

Lea Más: Bolivia: un hombre murió en la calle y el cadáver quedó casi 20 horas hasta que lo retiraron

La de 14 años salió después de haberse cometido el crimen, corrió hacia el cuerpo sin vida de su progenitora, le acarició el cabello, pero López jaló del brazo a la adolescente y los dos empezaron a bailar cerca de la fallecida. Por su parte, la joven de 17 años corrió al baño y cerró la puerta. Se asomó por una ventana y logró escapar. Ella avisó a su otra hermana, que es mayor que López, de lo ocurrido y llamó al 911.

“Cuando llegó la policía, descubrieron a (López) tirado en una bañera llena en un baño de la planta baja con la escopeta apoyada contra la bañera”, dice la declaración jurada de causa probable. “(Él) fue arrestado y finalmente transportado a la cárcel del condado de Utah”. 

Cuando llegaron las autoridades, López parecía no responder, pero no tenía heridas y al ser examinado en el hospital determinaron que estaba fingiendo la condición.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ