Recuperan cadáver de minero que murió soterrado en mina de Quilalí, Nueva Segovia

Testigos de la tragedia relataron a medios locales que un deslizamiento de tierra provocó que Oliveira quedara soterrado sin oportunidad de salir a tiempo del lugar.
Imagen con fines ilustrativos
Cortesía

Miembros de la Dirección General de Bomberos recuperaron el cuerpo de Wilmer Antonio Oliveira González, de 42 años, quien murió de forma trágica al quedar soterrado cuando se encontraba laborando a unos 3 metros de profundidad en una mina artesanal ubicada en la comarca Santa Teresa, de la estación de bomberos, 7 kilómetros al norte, en Caulatú, Quilalí, Nueva Segovia.

Testigos de la tragedia relataron a medios locales que un deslizamiento de tierra provocó que Oliveira quedara soterrado sin oportunidad de salir a tiempo del lugar.

Lea: Nicaragua recibe otro frente frío, temperatura bajará a 14 grados Celsius en madrugada

Al lugar se movilizaron miembros de los Bomberos Unificados para realizar la búsqueda y recuperar entre escombros el cuerpo.

El doctor Luis Uriel Meza; médico forense de Nueva Segovia también llegó al lugar de la tragedia y determinó que la causa de la muerte del obrero fue por una “asfixia mecánica más aplastamiento”.

Evitar tragedia

Una vez recuperado el cadáver del güirisero, miembros de los bomberos explicaron que el cuerpo fue entregado a los familiares, quienes le darán cristiana sepultura este miércoles en su pueblo natal, en Nueva Segovia.

Lea más: Rusia exige la retirada de diplomáticos de EEUU con más de tres años en Moscú

“Acudimos al llamado de la ciudadanía para atender una emergencia de un hombre que había quedado soterrado en una mina artesanal. Se realizaron las labores de rescate y así poder entregarle el cuerpo a los familiares para que puedan darle cristiana sepultura”; dijo Vladimir Aguilera, jefe de los bomberos de Quilalí, a medios locales de la zona.

Los bomberos llamaron a la reflexión a quienes brindan empleo a los güiriseros 

Este tipo de tragedias deben llevar a la reflexión sobre los equipos que ocupan los güiriseros, además de la asistencia que deben de tener por parte de especialistas en la extracción de minerales.

Dos muertos en menos de una semana

El pasado 26 de noviembre, también murió de forma trágica Mario Antonio Díaz Dávila, de 38 años, quien junto a dos personas más quedaron soterrados en otra mina cuando extraían arena. La tragedia tuvo lugar a la altura del kilómetro 231 de la carretera Ocotal-Dipilto, en Nueva Segovia.

Lea también: Policía prohíbe venta de morteros, cargas cerradas de vara y bomba número 10 por tercer año consecutivo

Medios locales informaron que la víctima, quien residía en el barrio Pueblos Unidos, en la ciudad de Ocotal, en Nueva Segovia, quien junto a dos obreros más extraían arena para cargar un camión de un proyecto de construcción.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ