Declaran culpable de femicidio a empresario en caso de Sarybel Abad Urcuyo

Roberto Estrada Zamora / Foto: HOY

La noche del jueves fue declarado culpable de femicidio el empresario Roberto Emilio Estrada Zamora, de 62 años, en perjuicio de su ex esposa Sarybel Abad Urcuyo, de 45, a quien el 3 de julio de este año, dos sujetos encapuchados la interceptaron y secuestraron en Altamira, la llevaron al sector de la Cuesta el Plomo, le propinaron un balazo en la cabeza y la quemaron el su propio vehículo. Según la acusación de la Fiscalía Estrada pagó a los hombres por matar a Sarybel.

El Ministerio Público pidió la pena máxima de 25 años para el empresario, mientras que la defensa la pena mínima de 22 años y 8 meses de cárcel, en cambio la parte acusatoria solicitó 34 años de encierro.

El juez Cuarto Especializado en Violencia, Harold Leal, también declaró culpable al hombre, por los delitos de violencia psicológica y violencia patrimonial y económica.

El judicial dijo quedó demostrado en juicio la violencia psicológica en perjuicio de las víctimas Sarybel Abad, Jennifer Correa y Annais Correa Abad, con la declaración de la psicóloga del Instituto de Medicina Legal (IML), quien expresó que el daño psíquico a las víctimas fue provocado por el sometimiento y actos de violencia de parte de Roberto Estrada, detalle el Periódico Hoy.

En cuanto a la violencia patrimonial y económica, el juez Leal indicó que con las pruebas llevadas a juicio quedó demostrado que el acusado Roberto Estrada despojó a la víctima Sarybel Abad de derechos adquiridos sobre bienes, vestimenta e incluso el impedimento al acceso a la empresa de la víctima Sarybel Abad, donde se ha establecido que ella era socia; además excluyó a la víctima como firma libradora ante los bancos, según documental que fue presentada en juicio por el abogado Ernesto Hermida, actual representante legal de la familia de doña Sarybel Abad.

El empresario, en su última palabra ante el juez dijo: “Señor juez yo me declaro inocente de los hechos aquí imputados; amé a Sarybel hasta su último momento”. El acusado agregó que no mandó a pagar para matar a Sarybel Abad, porque él no tiene nada que ver en el crimen.