12 mil trabajadores de zonas francas sin goce de salario por impacto del Covid-19 en Nicaragua

LA PRENSA

Al menos 12 mil trabajadores de la zona franca Gildan Nicaragua se encuentran en suspensión laboral, a consecuencia de la pandemia del coronavirus que paralizó las exportaciones a nivel mundial.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de la Confección (Anitec), Dean García en entrevista a 100%Noticias confirmó que al regresar del periodo de semana santa la empresa Gildan Nicaragua notificó al Ministerio del Trabajo (MTI) que no tenían ninguna orden de trabajo, por lo cual solicitaron la aplicación del artículo 38 del código del trabajo en Nicaragua que establece “el cierre temporal de la empresa o centro de trabajo por razones técnicas o económicas”.

“Hay otras empresas que al regresar no tiene ninguna orden de trabajo y la situación persistía, entonces están procediendo a ampliar el tiempo de la suspensión temporal, para reevaluar la situación hasta el 10 de mayo. Tenemos entendido que otras empresas (zonas francas) están sometiendo sus solicitudes porque no tienen contratos de exportación o no han logrado alguna orden de trabajo que les permita retomar producción, buscando cómo proteger el empleo y no tener que cerrar de forma definitiva solicitaron una ampliación de la suspensión temporal en este caso como ya no hay vacaciones se aplica el artículo 38 del código del trabajo. El empleador le paga 06 días de trabajo al trabajador y se suspende la labores y la producción de la empresa por el tiempo que que ellas solicitaron, lo único que acumulan los trabajadores es aguinaldo e Indemnización” explicó a 100%Noticias Garcia.

Leer más: Banco Mundial pronostica una fuerte caída de la economía en América Latina por el coronavirus

Gildan Nicaragua es una de las empresas más grandes del sector textil en Nicaragua, con más de 12 000 empleados repartidos en tres plantas ubicadas en San Marcos, Rivas y Masatepe, lo cual todos estos trabajadores se encuentran suspendidos laboralmente sin goce de salario por los efectos del coronavirus en el mundo. Gildan otorgó un bono equivalente a una canasta básica a los trabajadores.

“12,000 trabajadores en suspensión laboral todo depende de la capacidad financiera de la empresa, las empresas no están recibiendo ingresos por exportación, a las zonas francas les dicen mi tienda está cerrada no está recibiendo ingresos no te puedo pagar, las empresas tienen productos terminados que no pueden exportar porque le dijeron no me lo mandes porque no te lo puedo pagar, tiene materia prima comprada y almacenada y no ha podido recuperar el dinero, de donde vamos a sacar dinero, de donde vamos a sacar dinero dígame usted” manifestó el director de ANITEC, quien señala que no se trata de no querer ayudar a los trabajadores sino que no hay dinero para hacerlo “de donde sacamos el dinero me explico” replicó. 

Leer más: FMI le canta cero al régimen de Daniel Ortega para alivios financieros, por falta de garantías y confianza

Según García, hay cuatro empresas de zonas francas que lograron obtener un contrato para la fabricación de productos como mascarillas “Están contactando a otros clientes para producir insumos médicos mascarillas, gabachas medicas, gorros médicos todo tipo de material de protección textil que demanden a nivel internacional o en el mercado local, hay una empresa produciendo mascarillas y la próxima semana entra un embarque de materia prima para cuatro empresas que lograron tener un contrato para producir mascarillas, para exportar al mercado de Estados Unidos”, informó.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de la Confección señaló que las empresas de zonas francas han hecho “sacrificios porque desde el año 2018 han asumido costos y sacrificio, en el año 2019 no hubo incremento de salario mínimo nivel nacional y lo único que otorgaron incrementos fueron las empresas de zonas francas dimos un 8.25% y esté 2020 asumimos el costo de 8.25%, sin ningún compromiso asumimos un costo mayor, la empresa está asumiendo costos desde el año 2018, si bien es cierto la crisis sociopolítica no nos afectó mucho pero el coronavirus es como el golpe de gracia” refirió Garcia.

Leer más: Nicaragüenses piden renuncia del ministro sandinista Orlando Solórzano por equivocarse con el valor de la canasta básica

Al respecto la sindicalista Sandra Ramos señaló que el acuerdo entre las empresas de zonas francas y la clase trabajadora es “oneroso” “un acuerdo donde solamente se recuesta en los hombros de los trabajadores todo el peso de una decisión para enviarlos a sus casas o despedirlos, una decisión basada en el tema del coronavirus, creemos que oneroso porque debieron de haber propuesto acciones para el gobierno y acciones que deben cumplir los empresarios en base a su Responsabilidad Social Empresarial” expresó la sindicalista del Movimiento María Elena Cuadra.

“Es una trasnacional que ha venido aprovechar los beneficios del DR-CAFTA y el acuerdo de Asociación con Centroamérica, han venido a aprovechar la mano de obra barata en este país y el gobierno de Nicaragua a través de la ley de zona franca da una serie de concesiones a esta industria para que se instalen el país, ellos tiene por 10 años libertad de no pagar ningún impuesto; sin embargo hemos encontrado que muchas empresas cambian de razón social para seguir disfrutando esta bonanza, hoy que se pague con creces a la clase trabajadora” argumentó Ramos. 

“Es hora que esta industria regrese a Nicaragua lo que se ha llevado, el sudor y el sacrificio de nuestras mujeres y hombres trabajadores, al menos que paguen los salarios básicos para los trabajadores” replicó Ramos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ