CANATUR pide flexibilizar medidas COVID-19 para líneas aéreas, turismo registra drástica caída

EFE

La Cámara Nacional de Turismo pidió al régimen de Daniel Ortega revisar y adoptar medidas similares a los países de la región, para normalizar la operación aérea en Nicaragua.

“Solo requiere voluntad política” señaló CANATUR debido a que la conectividad aérea es clave para la actividad turística. 

En una conferencia de prensa virtual, la cámara explicó que en Centroamérica todas las líneas aéreas han vuelto a su trabajo, aumentando sus frecuencias de vuelos y abriendo nuevas rutas, pero en Nicaragua solamente están operando AVIANCA y CONVIASA debido a que el régimen impuso medidas estrictas para las líneas aéreas.

LEER MÁS: Diputados sandinistas aprueban ley para adquirir acciones de española TSK-Melfosur

Entre las medidas que impuso Daniel Ortega están: realización de la prueba de covid19 a las tripulaciones de las líneas aéreas, las líneas aéreas deben hacerse cargo de recibir las pruebas del Covid de los pasajeros y enviarlas con 36 horas de anticipación al gobierno para que éste autorice el ingreso de cada pasajero. 

“Esta situación se puede resolver rápidamente si, tan solo, las autoridades gubernamentales revisan y adoptan medidas similares a las de los demás países de la región”, manifestó CANATUR.

Además, CANATUR expresó su preocupación por el difícil acceso al Fondo de Apoyo a la Mipymes que el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) puso a disposición de los empresarios, a través de la banca nacional debido a que no ha podido ser colocado.

Según la cámara, las empresas turísticas, en un 90% mipymes, requieren con urgencia de financiamiento a tasas blandas y con período de gracia para hacerle frente a la reactivación económica, pero señalan que la banca nacional “no están preparados para atender a las mipymes” del país. 

LEER MÁS: Luis Almagro demanda a Daniel Ortega derogar ley que inhibe a opositores

Ante el inminente vencimiento del plazo en diciembre de 2020 para la colocación de estos recursos, CANATUR hizo un llamado al régimen sandinista para que presione al BCIE para que flexibilice su política de financiamiento a las microfinancieras y permita que CONAMI pueda tener acceso a los fondos.

“Al Gobierno, BCIE y al sistema financiero nacional para revisar la colocación de estos fondos de apoyo a las mipymes y encontrar una solución factible que verdaderamente permita a las empresas hacer uso de estos recursos con tasas blandas y períodos de gracia. Para las empresas turísticas el período de gracia es vital dado que la recuperación del turismo se hará de forma paulatina”, señalan. 

El sector turístico nicaragüense cierra el año 2020 con una “drásticamente disminuida” a consecuencia de la pandemia COVID-19.

En comparación al 2019, reportan una caída del 65.8% con ingresos que el orden de los $176.2 millones versus los $515.3 millones según datos oficiales del 2019. La ocupación hotelera fue de sólo 14% y los restaurantes cerrarán el año con 30% menos de ventas comparadas con el 2019 y de menos 50% versus el 2017.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ