Evolución del Costo de la Canasta Básica

En un año la canasta básica que contiene 53 productos registró un encarecimiento del 11.9% al pasar de C$ 14,526.34 córdobas en diciembre del 2020 a C$ 16,255.38 córdobas en diciembre del 2021 (equivalente a US$ 451.00 dólares). Es decir, entre diciembre de 2020 y diciembre del 2021 la canasta básica se incrementó en C$ 1,729.04 córdobas, lo que mermó el aumento del salario mínimo del 2021. Entre el 2017 al 2021 el costo de la canasta básica total se incrementó en C$ 2,923.42 córdobas equivalente a una subida del 21.92%.

Evolución del costo de la Canasta Básica Total (en córdobas)
   2017             2018             2019               2020                             2021
13,331.96    13,564.66    14,287.56    14,526.34    16,25538
Fuente: Instituto Nacional de Información y Desarrollo (INIDE).

El Banco Central de Nicaragua (BCN) registra que entre el 2006 y 2021, en comparación con el 2006, en promedio los salarios reales de los trabajadores de la economía formal se elevaron solamente en un 1.0%. Este es un promedio, porque en el sector agrícola, comercio, servicios sociales, entre otros, más bien disminuyeron. No toma en cuenta la situación del 80% de la población que labora en la economía informal.

Lea Además: Libra de queso continúa subiendo de precios en pulperías y mercados de Managua, se cotiza hasta en 95 córdobas

Según el Instituto Nacional de Información y Desarrollo (INIDE), el 62% de la fuerza laboral nicaragüense, es decir más de 2 millones de personas se encuentran en condiciones de desempleo, subempleo o en la categoría de trabajadores sin salarios. Es decir, que seis de cada diez personas en edad laboral siguen sin lograr asegurar ni siquiera el salario mínimo mensual. Las estadísticas del BCN revelan que entre finales del 2007 y noviembre de 2021, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) perdió 139,792 afiliados, lo que significa más desempleo, subempleo y precariedad laboral.

                                                         

El país vive una tragedia laboral que se desdobla: por una parte, un pésimo empleo, por su calidad y nivel medio de remuneraciones y, por otra, una brecha laboral conformada por los subempleados, los que no buscan empleo y los desempleados abiertos, de grandes proporciones y desconocidas repercusiones.

De estos temas y problemas debería estar llena la agenda de los partidos y opositores, simplemente porque son los derechos fundamentales de muchos millones de nicas los puestos cotidianamente en entredicho. Pero no ocurre así. La agenda de la política y del Estado, definida por Ortega, tiene otros rumbos, otros contenidos, otros objetivos. Algunos de ellos de baja estatura y corta mirada.

En el 2021, el salario mínimo en Nicaragua va desde los C$ 4,414.91 córdobas del sector agropecuario hasta los C$ 9,880.17 dólares en el sector construcción, financieros y seguros. El mejor salario mínimo no supera los US$ 250 dólares limitado a un pequeño grupo de trabajadores, sin embargo el costo de la canasta básica supera los US$ 450 dólares.

Todo lo anterior se traduce que las personas de menores ingresos y que tienen trabajo deban destinar un porcentaje superior de sus ingresos (salario o remesas según el caso) para adquirir estos productos. Para las familias de la parte más baja de la pirámide social que percibe un salario mínimo no tienen la capacidad de comprar la canasta básica.

Según cifras del INIDE, en doce meses los 23 productos de la canasta básica alimentaria, que representan el 68.2% de la canasta básica total de 53 productos, aumentó de C$ 9,681.56 córdobas en diciembre del 2020 a C$ 11,096.45 córdobas en diciembre del 2021, equivalente a un acrecentamiento del 14.6% y un alza monetaria de C$ 1,414.89 córdobas. Hasta octubre del 2021, el salario real promedio de un trabajador formal era de C$ 4,219 córdobas, no pudiendo comprar los 23 productos alimenticios de la canasta básica.

El alza de los precios de la canasta básica, es la muestra más clara de la inflación es el mayor impuesto que está pagando la gente de menores recursos. La realidad es que hemos arrancado el año 2022 con el pie izquierdo, ya que los trabajadores formales necesitan devengar el monto de entre 4.0 y 2.5 salarios mínimos para llegar con las completas a ajustar los C$ 16,255.38 córdobas que se requieren este 2022 para adquirir los 53 productos que componen la cesta.

Nicaragua se prepara para negociar el ajuste del salario mínimo. Los trabajadores enfrentan la presión de costear una canasta básica que alcanzó los C$ 16,255.38 (US$ 451.00) a diciembre de 2021, según datos del INIDE; mientras el salario mínimo promedio es de unos C$ 6,518.24 córdobas. La Asociación de Promoción al Desarrollo y Sostenibilidad de Nicaragua (APRODENI), afín al régimen ha adelantado que su propuesta de reajuste salarial para el 2022 podría rondar el 4%.

Lea: Descongelan precios de combustibles en Nicaragua, suben de precio

Asumamos por un momento que todos los productos de la economía quedan sin cambio de precios todo el año 2022, entonces la inflación será 0%. Debe quedar claro que la inflación no es el nivel de los precios. Esto no quiere decir que los precios de la canasta básica van a bajar cuando decimos que la inflación va a descender el 2022 en comparación a la tasa de la inflación del 2021, lo quiere decir es que los productos alimentarios no van a subir tan rápido como lo hicieron en el 2021. Los precios van a seguir subiendo, pero, según los datos oficiales, lo harán a un ritmo más lento y eso va hacer que la inflación se modere.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ