Noticias NicaraguaEconomíaJóvenes optan a ferias de empleos como último recurso antes de emigrar: “Busco de lo que salga”

Jóvenes optan a ferias de empleos como último recurso antes de emigrar: “Busco de lo que salga”

Miles de jóvenes abarrotaron el pasado fin de semana el Centro Juvenil Don Bosco, en Managua para buscar una plaza laboral, un último recurso que se juegan para “no emigrar”, sostienen

La juventud nicaragüense no pierde las esperanzas de encontrar un empleo y evitar emigrar. La mañana del pasado sábado, miles de jóvenes abarrotaron el Centro Juvenil Don Bosco, ubicado en Managua para acudir a una feria de empleos realizada por Café Soluble.

Aunque la feria no fue muy promovida para evitar el “desborde” de jóvenes, la cantidad de quienes llegaron con su hoja de vida superó las expectativas de los organizadores. “No nos esperábamos esta cantidad de jóvenes”, comentó a 100% Noticias uno de los organizadores con una madre de familia que llegó acompañando a su hijo.

Mientras doña Irene Munguía acompañaba a su hijo Josué, un joven de 22 años, la mañana de ese mismo sábado, Roberto Guzmán, también de 22 años de edad, emigró en una excursión que partió de Bello Horizonte, en Managua, para buscar “el sueño americano”.

Lea: Aumentan excursiones de migrantes nicaragüenses rumbo a EEUU, salen a toda hora del país

Dos buses salieron de una calle cerca del colegio Experimental México con destino a Guatemala. Roberto, a quien su familia le deseaba “buen viaje”, iba sin compañía y solo llevaba una mochila con sus documentos y ropa para el camino.

En Guatemala lo esperarían una amiga de su papá, quien le daría dónde dormir la noche de ayer domingo, para posteriormente seguir su travesía para cruzar a México y llegar de forma irregular a Estados Unidos.

“Varias veces golpeé puertas, dejé documentos en empresas grandes y pequeñas y en ninguna se me dio oportunidad de laborar. De último busqué de lo que saliera, pero encontrar un trabajo en Nicaragua está difícil, solo te dicen ahí te vamos a llamar”, comenta el joven recién graduado en Ingeniería en Sistemas en una universidad privada de Managua.

Mientras Roberto salía de Nicaragua, bajo el inclemente sol, Josué Mendoza, hacía una “extensa fila” en el Centro Juvenil Don Bosco para encontrar una plaza laboral en cualquiera de las franquicias de la empresa.

“Estoy buscando de los que salga, estoy viendo si aquí encuentro un trabajito para quedarme y no irme del país. La situación está dura en Nicaragua y estoy confiando en Dios que pueda salir algo aquí (en la empresa que organizó la feria)”, afirma Josué, mientras trata de protegerse de los rayos del sol usando el folder sobre su cabeza.

Josué estudia el último año en la licenciatura de Administración de Empresas en una universidad confiscada por el régimen de Daniel Ortega y dice que está dispuesto a trabajar “de lo que sea”.

“Ando viendo si quedo en una plaza, ojalá me logren ubicar, ya no pido puesto, solo quiero trabajar de lo que sea”, señala el joven.

100% NOTICIAS conversó con uno de los organizadores de la feria, quien explicó que el objetivo inicial era darle la oportunidad de empleo a los jóvenes que estudian en el Centro Juvenil, pero la cantidad de asistentes rebasó sus expectativas.

“Hay varias vacantes, pero en principio estábamos buscando captar al talento de este centro, pero vimos que muchos jóvenes empezaron a llegar y creo que han venido unos cinco mil jóvenes”, señala una de las edecanes que dirigía a los muchachos que estaban en la fila.

La mujer explicó que aunque no son muchas plazas vacantes, “los talentos” -así le llaman a los postulantes- son almacenados para “llamarlos” en el momento que se abran más plazas.

La trabajadora no supo explicar si la feria se debe a lo que los nicaragüenses comentan en las calles: “La migración está dejando vacías las empresas”, y solo refirió que “están saliendo vacantes de forma repentina”.

Tampoco explicó la cantidad de “plazas disponibles” que hay en todas las franquicias de la empresa. “El objetivo de la feria también es verles el rostro a los postulantes y así evaluar el porte y aspecto”, señaló.

Rechazan documentos

Una vez dentro del auditorio del Centro Juvenil, unos doscientos jóvenes esperaban sentados su turno para poder pasar a la “entrevista de trabajo”, pero al momento de su turno, no pasaban ni dos minutos sentados y en algunos casos, los postulantes fueron rechazados.

“Te evalúan el currículum desde que te sentás. Yo soy de Ciudad Sandino y me rechazaron. La mujer que me atendió dijo que yo no podía aplicar porque soy de Ciudad Sandino y puso mis documentos en otro lado. Esto es una burla, para nada dilaté esperando en la fila”, expresa una joven que se identificó como Karla, quien permaneció por tres horas bajo el sol.

“Desde que llegué y me senté, la mujer me dijo que en mi caso no podía aplicar porque vivo muy largo”, señala la joven mientras guardaba un bolso el fólder donde portaba sus documentos.

Una situación similar vivió Marlon López, quien es Ingeniero en Sistemas, por su edad, le dijeron que “no podía aplicar”.

“Estas ferias son una burla, no dan límite de edad. Yo soy Ingeniero en Sistemas y la mujer que me atendió me dijo que todo estaba bien, menos mi edad. ´Usted ya tiene 50 años y por su edad es muy difícil que salga algo´ y puso mis papeles en otro lado”, comenta el señor en tono molesto.

Aunque la feria laboral no definía límites de edad o lugares de residencia como requisito para los postulantes, muchos llegaron con la intención de “encontrar una plaza”.

Lea más: Desempleo y falta de oportunidades empujan migración nicaragüense sostiene NAHRA

Durante el año fiscal 2022, las autoridades de Estados Unidos detuvieron a 164.600 migrantes nicaragüenses indocumentados, una cifra sin precedentes, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ