Condenan a muerte a maestra por envenenar a 25 niños

Condenaron a muerte a una maestra identificada como Wang, por envenenar a 25 niños, entre las edades de tres y seis años. Uno de ellos murió según informó el medio CNN.

Los hechos de dieron cuando la mujer discutió con otro miembro del personal y tomó la fatal decisión, por la que un tribunal en el centro de China la sentenció a muerte.

Recuerde Leer: Costa Rica intercepta 4 mil dólares en contrabando de medicinas, ropa y tenis desde Nicaragua

En su sentencia este lunes 29 de septiembre, el Tribunal Popular Intermedio de Jiaozuo, en la provincia de Henan, describió los motivos de la asesina Wang Yun como «despreciables» y «crueles».

«Debería ser castigada severamente de acuerdo con la ley», dice el fallo.

En el período previo al envenenamiento, Wang había peleado con otro maestro en el jardín de infancia de Jiaozuo sobre la mejor manera de manejar a los estudiantes.

Leer más: Trump y Biden protagonizan un debate marcado por las interrupciones

Luego, en la mañana del 27 de marzo de 2019, Wang agregó nitrito en los alimentos proporcionados por la escuela y destinados a los estudiantes del otro maestro con el que habría discutido.

Según las investigaciones, Wang había comprado el nitrito en línea, para causar el envenenamiento de los pequeños.
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., el nitrito es tóxico. Además, es un probable carcinógeno utilizado en fertilizantes, conservación de alimentos e incluso en municiones y explosivos.

En niveles altos, puede evitar que el cuerpo humano absorba oxígeno de manera adecuada. Wang, la maestra condenada a muerte en China, había sido atrapada anteriormente tratando de envenenar a su esposo, de apellido Feng.

Ese incidente ocurrió en febrero de 2017, después de una discusión. En esa ocasión, Wang vertió nitrito en un vaso utilizado por Feng, causándole daños leves.

Leer más: OIM: 51% de migrantes de Centroamérica y México perdieron su trabajo por la pandemia

En el momento del envenenamiento del jardín de infancia, un padre habló con el tabloide estatal China Global Times.
Dijo que había recibido una llamada de la escuela en la que le dijeron que su hijo había vomitado y se había desmayado.

"El vómito estaba en (sus) pantalones. Había otros niños que también estaban vomitando y se veían pálidos", dijo el padre, de apellido Li.

La sentencia de Wang se produce en medio de nuevas acusaciones de maltrato de niños en otro jardín de infancia en el norte de China.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ