EE.UU. advierte de injerencia electoral cibernética de Rusia e Irán

Voz de América

Rusia e Irán están aumentando sus ataques contra las redes y los sistemas de computadoras del gobierno de Estados Unidos, al tiempo que amplifican sus campañas de desinformación, con la esperanza de confundir a los votantes a menos de dos semanas de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Esta advertencia emitida el jueves por las agencias de inteligencia y funcionarios de seguridad electoral tuvo lugar 24 horas después de que el director nacional de inteligencia acusó a Irán de lanzar un ataque de miles de correos electrónicos creados para intimidar a los votantes.

Las advertencias del FBI y la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad en la Infraestructura (CISA) sugirieron que los correos, así como la capacidad de Rusia e Irán de acceder a la información de registración de los votantes, son solo el principio de una campaña mayor para minar las elecciones estadounidenses.

Según ambas entidades, los ataques de Rusia comenzaron en septiembre contra decenas de redes de gobiernos locales y estatales involucradas en diversas actividades, desde la aviación a la educación.

LEER MÁS: Trump y Biden protagonizan un debate sobrio pese a las duras acusaciones

Uno de los actores cibernéticos rusos, conocido como Berserk Bear (Oso Furioso) “comprometió con éxito la red de infraestructura y, hasta el 1 de octubre de 2020, extrajo datos de al menos dos servidores”, dijeron los avisos.

Los atacantes también lograron obtener credenciales que les permitieron moverse dentro de las redes, buscando información crítica que pudieran explotar en una fecha posterior, para trastornar las elecciones.

No obstante, el informe subrayó que las agencias “no tienen evidencia de que se haya comprometido la integridad de datos electorales”.

Los funcionarios se negaron a divulgar más detalles sobre las actividades de Rusia o decir cuáles servidores del gobierno estuvieron comprometidos, pero la firma independiente de ciberseguridad Mandiant dijo que el movimiento ruso pareció estar dirigido a las elecciones de noviembre.

El director senior de análisis de Mandiant, John Hultquist, explicó en un comunicado que los ataques parecen tratar de aprovechar percepciones de inseguridad electoral y socavar el proceso democrático, pero “no hay información que sugiera que estos actores puedan o quieran alterar votos”.

SEGUIR LEYENDO: Agricultor violó, asesinó, enterró y participó en la búsqueda de una corredora desaparecida

Irán busca represalia

A diferencia de las actividades rusas, el FBI y CISA advirtieron el jueves que los actores relacionados con Irán parecen estar en posición para explotar las vulnerabilidades actuales de las redes.

“Estos actores parecen haber conducido un significativo número de intrusiones contra las redes en Estados Unidos desde agosto de 2019”, dijo el nuevo aviso, señalando posibles distribuciones de ataques de negación de servicio, campañas de phishing y desfiguraciones de sitios web.

“Estas actividades pudieran dejar temporalmente inaccesibles a estos sistemas para el público o funcionarios electorales, lo que podría desacelerar, pero no impedir, la votación o el reporte de resultados”, dijo el aviso.

También advirtieron que los actores cibernéticos iraníes han estado expandiendo sus esfuerzos “creando sitios de prensa ficticios y parodiando sitios de prensa legítimos para propagar datos obtenidos de registración de votantes, propaganda antiestadounidense, desinformación sobre supresión de votos y fraude electoral”.

Las autoridades están advirtiendo a los votantes que estas campañas de Rusia e Irán son solo el principio.

“La inteligencia divulgada es alarmante, pero no una sorpresa”, dijo el director de CISA, Christopher Krebs, en un comunicado en que añadió que el número de actores que tratan de interferir es probable que aumente.

Otro funcionario que habló a la Voz de América en condición de anonimato debido a la delicadeza del asunto, dijo que hay preocupación por los esfuerzos de Teherán, porque el régimen iraní parece estar buscando aún una represalia tras el ataque que eliminó en enero al comandante de la Fuerza Quds Qassem Soleimani.

Por ahora, las autoridades electorales están exhortando a los votantes que mantengan la calma y eviten ser víctimas de anuncios o mensajes sensacionalistas que aparezcan en las redes sociales, ya vengan de Rusia, Irán u otro lugar.

“Hay que estar preparados para esfuerzos extranjeros destinados a sembrar la división y debilitar la legitimidad de la elección”, dijo una coalición nacional de funcionarios nacionales y estatales en un comunicado divulgado el jueves.

“Toda la comunidad de elecciones está lista para la tarea”, añadió.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ