Trump y Biden protagonizan un debate sobrio pese a las duras acusaciones

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el exvicepresidente Joe Biden protagonizaron este jueves un debate sobrio en el que la pandemia y la inmigración tuvieron especial relevancia, ensombrecido por las constantes críticas y acusaciones de corrupción que se lanzaron ambos candidatos.

“Estamos aprendiendo a vivir con el virus, no tenemos otra opción; no podemos encerrarnos en un sótano como hace Joe", afirmó Trump, en referencia a los meses que su contrincante pasó recluido en su casa debido al brote del coronavirus.

Lea También: Agricultor violó, asesinó, enterró y participó en la búsqueda de una corredora desaparecida

“¿Aprendiendo a vivir con ello? La gente está aprendiendo a morir con ello", respondió Biden, cuando apenas habían transcurrido los primeros minutos del debate, celebrado en la universidad de Belmont, en Nashville, Tennessee.

El tono del encuentro fue correcto, a pesar de que todo hacía indicar que sería especialmente tenso debido a las constantes interrupciones del primer debate, celebrado el pasado 29 de septiembre, y al hecho de que el mandatario ya había expresado su disconformidad con los temas a tratar y con las nuevas reglas impuestas por la Comisión de Debates Presidenciales para garantizar un enfrentamiento civilizado.

Sin embargo, no faltaron las acusaciones de peso, como cuando el demócrata instó a los telespectadores a no votar por alguien que, "con 220.000 estadounidenses muertos" por la COVID-19, no ha sido capaz de "tomar el control". "No debería ser el presidente de Estados Unidos", sostuvo.

Recuerde Leer: Bebé declarado muerto pasó 6 horas en una morgue y luego se percataron que se movía y lloraba

Por su parte, Trump aseguró que aprendió "mucho" tras dar positivo por la COVID-19, de la que dijo ya estar recuperado, y aseguró que el fin de la pandemia "está ya a la vuelta de la esquina". "Ya se está yendo", subrayó.

El presidente reconoció, eso sí, que no hay "una garantía" de que se pueda desarrollar una vacuna en estos momentos, a pesar de que anteriormente se había comprometido a que habría una antes de las elecciones y de que hace ya un mes dijo que "esencialmente" Estados Unidos ya la tenía.

Preguntado por la moderadora del debate, la periodista Kristen Welker, de la cadena NBC, sobre si asumía su responsabilidad en el impacto de la pandemia en Estados Unidos, el país que más muertes por el nuevo coronavirus ha registrado en todo el mundo, Trump dijo “Asumo mi responsabilidad, pero no es culpa mía que llegara a aquí, fue culpa de China".

“Estamos a punto de perder a otras 200.000 personas antes de que finalice el año", consideró Biden.

La cuestión migratoria

La migración también ocupó un lugar destacado en el debate, especialmente, a raíz de que se supiera esta semana que las autoridades estadounidenses aún no han localizado a los padres de 545 niños que fueron separados de sus padres al entrar irregularmente en el país por la frontera sur hace ya dos años.

“Estamos trabajando en ello, estamos trabajando duro. Pero algunos vienen sin padres", sostuvo Trump, quien insistió en que muchos vienen con coyotes o cárteles y que, por lo tanto, no hay progenitores a los que entregarlos.

Lea Más: Sigue la tensión en Bolivia, OEA dice que "la gente votó en libertad"

“Vinieron con sus padres, les separaron de sus familias para desmotivar a los migrantes", espetó Biden. “Los niños eran arrancados de los brazos de sus padres, separados de sus familias y ahora no pueden encontrarles. Es criminal".

Asimismo, el demócrata se comprometió a, en caso de ser elegido presidente, regularizar "inmediatamente" a los cerca de 650.000 beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), los soñadores, y a ofrecerles "un camino a la ciudadanía".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ