Hijo de líder campesino Pedro Mena narra su exilio a diario de California

La pareja de nicaragüenses pasó momentos difíciles durante un mes, en su travesía para llegar a la frontera entre México y Estados Unidos porque solo lograban tener un tiempo de comida.
La foto es propiedad de La Opinión.
Cortesía

Después de pasar varios meses detenido en las celdas de Migración, en Estados Unidos Kelner Mena y su esposa Imara Barrera Fernández, ambos perseguidos políticos del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua, han encontrado refugio en California, quienes ahora buscan el asilo político, informó el periódico norteamericano La Opinión.

Kelner y su esposa vivieron juntos el pasado 25 de noviembre su primer Día de Acción de Gracias.

Lea: Nicaragua reparte más de 1,8 millones de dólares entre nuevos bachilleres

“Ha sido un día con sabor agridulce. Por un lado, felices por disfrutar de abundante comida, pero al mismo tiempo, tristes porque mi padre Pedro Mena (líder del Movimiento Campesino de Nicaragua) se encuentra preso junto con otros líderes como Medardo Mairena y Freddy Navas López”, dice Kelner a la Opinión.

La pareja de nicaragüenses pasó momentos difíciles durante un mes, en su travesía para llegar a la frontera entre México y Estados Unidos porque solo lograban tener un tiempo de comida.

“Veníamos con muy pocos recursos”.

Según el escrito de La Opinión, Mena y su esposa se entregaron en la frontera el 30 de abril. Imara fue detenida por migración durante dos meses y Kelner por tres meses. “Debido a que yo caí en un estado de depresión y ansiedad muy fuerte, me dejaron salir antes que a Kelner”, informa el medio.

Desesperada por ayudar a su esposo a recuperar su libertad, se comunicó con un periodista nicaragüense que vive en Costa Rica, quien la puso en contacto con la pastora Ada Valiente.

Lea más: Acusan de “ciberdelito” a campesino que nunca tuvo redes sociales

La pastora Valiente, líder y codirectora de la organización WeCare, al ver que el caso de Kelner se estaba complicando, buscó a Alfonso Couceiro del Despacho de Abogados Pacheco & Couceiro Law Firm.

“Kelner necesitaba un abogado. Yo tomé su caso en junio. Tras 11 días, después de una solicitud formal y varias conversaciones con el oficial de deportación a cargo y sus supervisores, pude conseguir que saliera libre sin pagar fianza”, explica el abogado Couceiro al medio norteamericano.

El abogado añadió que calificó para una salida bajo palabra, la cual suele ser la primera opción de un inmigrante para salir de la detención del Servicio de Migración y Aduanas (ICE). 

“Es el mejor escenario; la segunda opción es el pago de una fianza, y para en muchas ocasiones hay que pedir una audiencia en la corte”.

Sin embargo, el abogado Couceiro dice que no hubo necesidad porque Kelner no tenía un récord criminal, no representaba un riesgo de fuga ni era un peligro para la comunidad de Estados Unidos.

“Él tiene el caso de asilo político por excelencia; y con altas probabilidades de ganar, lo que le permitirá obtener la residencia por la situación económica y política de Nicaragua, pero sobre todo porque Kelner es un perseguido por sus opiniones políticas, y la finalidad del asilo es proteger a los perseguidos políticos”, sostiene el abogado Couceiro.

Kelner de 29 años también fue parte del Movimiento Campesino de Nicaragua y en Nicaragua se desempeñaba como técnico en reparación de motocicletas; Imara, es ingeniera civil. Ambos tienen un hijo de 6 años que dejaron al cuidado de la abuela materna para no exponerlo a los riesgos del camino en busca del asilo.

“Nos habían dicho que existía el peligro de sufrir un secuestro por parte de los carteles en México. También hay mucho riesgo al salir de Nicaragua. A mi padre lo arrestaron cuando pretendía viajar a Washington el 13 de julio de 2018. Le pusieron 7 cargos y lo condenaron a 201 años de prisión. Gracias a una amnistía salió libre”. En julio de este año, lo volvieron a arrestar, cuando Kelner se encontraba en detención migratoria.

Kelner dijo que él y su esposa salieron de Nicaragua porque ya llevaban 3 años a salto de mata dentro de Nicaragua. Era constantemente vigilado.

“Desde las protestas contra la reforma al seguro social, han matado a más de 500 opositores al régimen de Daniel Ortega. Y esas son las cifras documentadas, pero ha habido muchos asesinatos a oscuras”, detalla Kelner.

Imara detalló durante la entrevista que las zonas rurales han sido las más castigadas. “La mayoría de los pobladores de Nicaragua son campesinos. Ahí comenzó todo, en 2013, cuando nos opusimos a la construcción del Canal Interoceánico porque eso implicaba hacer expropiaciones de tierras, desalojos y daño al medio ambiente”.

Luego los campesinos como Kelner se involucraron en las protestas de 2018 contra la reforma al seguro social, y vino la represión contra los estudiantes y campesinos que participaron.

“Han salido muchos nicaragüenses. Se calcula que hay unos 100,000 en Costa Rica. Mi mamá se encuentra allá. Pero ya no queremos ir ahí, porque se ha desatado mucha xenofobia contra nosotros; y además muchos fanáticos y gente que apoya a Ortega, han atentado contra nicaragüenses en Costa Rica. Entonces se ha vuelto peligroso”, expresa Imara al medio local.

Y comparte que la vida ya era imposible para ellos en Nicaragua. “Una vez fui a sacar una partida de nacimiento de Kelner, pero cuando se dieron cuenta de quién era hijo, no me la quisieron dar. Te bloquean por todas partes hasta en la atención a la salud”.

La pareja recuerda a Alvarito Conrado de 15 años, quien murió por falta de atención médica, y que ahora se le conoce como “El Niño Mártir”.

Lea también: Lanzan campaña Navidad sin Presos Políticos

Kelner añade que la desesperación de ver la casa de su padre rodeada de policías, de llevar una vida cuidándose de todo y todos, porque hay muchos paramilitares encapuchados y soplones del gobierno en cada barrio, los hizo abandonar su país para buscar asilo en Estados Unidos.

“Algunos nicaragüenses han escapado a Europa para salvar sus vidas”, finalizó Kelner.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ