Durmió en la calle y pasó hambre, reveló migrante nicaragüense Calixto Rojas quien murió ahogado en el Río Bravo

En una carta enviada divulgada en Radio Darío, el pinolero explicó que uno de los motivos que lo empujaron a salir del país fueron el asedio y amenazas de simpatizantes sandinistas en León.

Fue amenazado, durmió en la calle y pasó hambre, así fueron los últimos meses de sufrimiento del migrante nicaragüense Calixto Nelson Rojas Bordas de 53 años, quien vivió un calvario antes de morir ahogado en el Río Bravo en una peligrosa travesía para llegar a Estados Unidos. 

En una carta enviada a sus familiares y divulgada en Radio Darío, Rojas explicó que uno de los motivos que lo empujaron a salir de Nicaragua fue el asedio y amenazas de simpatizantes sandinistas en León.

“Un día me dirigía a mi casa luego de venir de uno de los tranques y me amenazaron de muerte que si seguía así me iban a desaparecer a mí y a mi familia. Tuve que tomar la dura decisión de dejar a mi familia para resguardar sus vidas, ya que cuando pasaba una marcha sandinista compuesta por trabajadores de la alcaldía, se abalanzaron sobre mi casa tirando piedras hacia el techo, fue en ese momento que en consenso con mi esposa tengo que salir de mi casa y por ende del país”, explicó Rojas, quien trabajó como locutor radial en la ciudad universitaria. 

LEER MÁS: México rescató a más de 600 migrantes nicaragüenses en cuatro días

Tras irse al exilio, el pinolero narró que empezó a vivir un sinnúmero de situaciones difíciles, como dormir en el suelo y pasar hambre porque no tenía dinero.

“Mi sueño era llegar a los Estados Unidos por lo que decidí seguir avanzando por El Salvador, Guatemala y llegando a Belice totalmente desorientado y perdido. Aquí es donde empezó mi sufrimiento. Ya sin dinero empiezo a pasar hambre, un tiempo de comida, sin dinero, ni techo donde dormir. Llegué a dormir dónde dejan las carretas de los animales con tal de estar bajo techo, y a veces, quizás sólo comía pan y avena, bananos y cosas que eran baratas y me podían mantener sin hambre”, indica la misiva divulgada en Radio Darío. 

SEGUIR LEYENDO: Rescatan a migrantes nicaragüenses en una vivienda de Puebla, México, eran parte de 349 migrantes

Aunque no tenía un trabajo, Rojas busca la manera de subsistir limpiando cauces, patios, botando basura hasta que un día escuchó que necesitaban un locutor en una radio local. 

“Seguí caminando, pidiendo raid, hasta que llegué a un pueblo donde empecé a buscar trabajo, pero por mi situación migratoria nadie me quería contratar. Empecé a ir al mercadito del pueblo donde buscaba que me dieran la oportunidad de descargar camiones de verduras y limpiar los carros. Hasta que una vez escuché a un dueño de una radio y le dije que yo era locutor de radio que había trabajado en programas musicales, noticieros y más. Me dijo que llegará a su casa al siguiente día y me dio la oportunidad de quedarme en su radio por un salario de 12 dólares al día” narró

Desenlace trágico

Después de un tiempo, Rojas decidió continuar a México llegó a Chetumal, Quintana Roo, donde atravesó situaciones difíciles, pero mantenía la esperanza de volver a una Nicaragua sin dictadura. 

“Que Dios siga iluminando el camino de todos los que luchamos y lo dejamos todo por ver una Nicaragua sin dictadura y emigrar sin rumbo solo por salvar nuestras vidas para un día ver derrotados a los dictadores”, finaliza la misiva.

Los familiares del locutor radial informaron que un día antes de la tragedia Calixto les comentó que el domingo 01 de mayo salía hacia Piedras Negras.

“Mañana a las 8 de la mañana estoy tratando de pasar el río”, les dijo. Incluso nos compartió su nuevo número de teléfono. Luego no supimos más que la tragedia que nos llegó hoy”, dijo la familia a Radio Darío. 

LEER MÁS: Rescatan a 92 migrantes transportados en caja de tráiler en Coahuila, 12 son nicaragüenses

Rojas Bordas era originario del municipio de Telica en el departamento de León. Trabajó en radio Metro Stereo y Radio Darío. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ