"Estas son situaciones no previstas" la justificación de la sancionada Rosario Murillo ante brote de covid-19 en Nicaragua

Tomada de El 19 Digital

La sancionada vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, trató de justificar el brote de coronavirus en Nicaragua con que "estas son situaciones no previstas". Murillo como de costumbre habló tras la comparecencia del dictador Daniel Ortega en cadena nacional.

Desde que llegó el brote de coronavirus a la región, diferentes sectores han insistido sobre las medidas para enfrentarlo y contenerlo. El régimen sandinista ha promovido los eventos masivos desde antes, durante y después de semana santa e incluso realizó una movilización el sábado 14 de marzo que la denonimaron "amor en tiempos del covid-19" donde pareció más una bienvenida a la enfermedad a Nicaragua. El régimen reportó su primer caso el 18 de marzo.

Leer más: Dictador Daniel Ortega revela 309 muertes por "neumonía", algunas las vincula al COVID-19, sin detallar cuántos

Murillo ahora habló en un tono más mesurado y hasta pareciera resignada en aceptar la realidad del coronavirus, tras la información de 309 muertos de supuesta "neumonía" del 1 de enero al 15 de mayo, pero que extrañamente se dispararon las muertes del 3 de mayo al 15.

El pasado 3 de mayo cuando se publicó el boletín epidemiológico de la semana 18, el MINSA informó que hasta la fecha registraban 86 muertes por neumonía y con los datos que presentó Ortega este lunes, se observa que hubo un aumento de 223 muertes más en apenas 12 días de la extraña "neumonía" que está matando a los nicaragüenses y que ha sido documentada por la población con los entierros express y de inmediato que ordena el MINSA.

Leer más: MINSA miente ante 73 Asamblea general mundial de la salud de la OMS y se quejan de las sanciones

"Y en estos días con tantas preguntas, si uno lee los medios escritos, si uno ve los medios nacionales internacionales  qué encuentra, muchas preguntas, y pocas respuestas", Murillo dijo que la pandemia "es una situación nueva, desconocida en términos de lo que es propiamente la enfermedad que estamos enfrentando en el mundo entero...Desconocida y por tanto el tratamiento, los tratamientos también con distintos enfoques y todos los dias vemos opinion en un sentido y en otro..." y justificó que  "estas son situaciones no previstas, no anticipadas, nadie se hubiera imaginado que estuvieramos enfrentando una situaicon mundial desde marzo" señalo la sancionada vicepresidenta.

Estas declaraciones fueron acogidas con mucha molestia por parte del doctor Álvaro Ramírez, ex director de epidemiología del MINSA, quien considera que no pueden venir con "excusas" cuando aqui en Nicaragua tuvieron 45 días para prepararse ante la pandemia, pero hicieron todo lo contrario y aplicaron medidas de contagio, de propagación y no de prevención. 

Leer más: Régimen sandinista no actualiza casos semanales de neumonía, IRA, malaria y dengue

"Esperaba algo más humano, algo que realmente reflejara el dolor que el pueblo nicaragüense está sufriendo en este momento y no excusas innecesarias  donde se dijera, ay esta es una epidemia que no sabíamos, no es cierto, esta es una epidemia que todas las medidas de control estaban recomendadas desde el principio desde que comenzó", respondió el doctor Ramírez ante las declaraciones de Murillo.  

"Hubo un periodo de 45 días para prepararnos y para que el pueblo estuviera informado de lo que estaba pasando" recordó Ramírez, quien se mostró indignado que el dictador Daniel Ortega estuviera más preocupado por los camionesta varados en las fronteras, que por el sufrimiento del pueblo por el brote, contagio y muertes por coronavirus en el país donde se verán más entierros, lamentó Ramírez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ