Médicos despedidos denuncian que Minsa ordenó cambiar diagnósticos a pacientes COVID-19

Relaciones Públicas CPDH

La doctora despedida Marianela Escoto, quien se desempeñaba como anestesióloga en el Hospital Escuela Antonio Lenín Fonseca denunció al régimen sandinista de Daniel Ortega y a las autoridades del Ministerio de Salud por violar los derechos humanos y laborales de los profesionales de la salud despedidos esta semana.

En representación de 14 médicos despedidos, Escoto demandó el reintegro de los especialistas de la salud despedidos “hacer hincapié que además de violentar nuestros derechos humanos, violentan los derechos humanos de la población, la cual merece ser atendido por personal médico especializado con amplia experiencia, la mayoría de los médicos tenían entre 15 y 30 años de servicio”

Leer más: Médicos: "es un despido sin causa justa", "me despiden por no comulgar con este régimen criminal"

Escoto aseguró que aproximadamente el 50% de los médicos residentes han sido afectados y contabilizan al menos 18 médicos fallecidos a causa del COVID-19.

“Nos prohibieron las pruebas a los médicos, primero hicieron pruebas a 12 médicos de los cuales 7 salieron positivos, cuando vieron estos resultados el Minsa negó las pruebas al personal de salud  porque iban a alarmar a la población. No nos proveen de mascarillas y los equipos lo hemos posteado con nuestro propio dinero”  denunció la médico.

Leer más: Régimen de Daniel Ortega despide a casi una decena de médicos en medio de ascenso de la pandemia del coronavirus

Según la anestesióloga, el secretismo que mantiene el régimen sandinista se traduce en ocultar el verdadero diagnóstico de los pacientes con síntomas asociados al COVID-19. “Es una orden para los médicos que están atendiendo en la sala COVID-19, los cuales me han expresado que la orden directa es no poner COVID-19 en ningún diagnóstico y aunque tenga las pruebas positivas se le pone neumonía atípica o en la actualidad se le está indicando que se ponga la muerte asociada a la enfermedad crónica, por ejemplo un diabético poner que murió por causas asociadas a la diabetes” explicó.

Al respecto, el representante de la Comisión Permanente de Derechos Humanos CPDH, Marcos Carmona expresó que están documentando las denuncias del “trato cruel e inhumano” que reciben no sólo los médicos despedidos sino los que siguen laborando para el régimen.

Leer más: Coalición Nacional rechaza despidos injustificados de médicos en Nicaragua

“Los Nicaragüenses que requieren este servicio ya no lo pueden tener porque con los despidos sobrecargan de trabajo a los médicos que están hoy en día trabajando, cuando no tiene ninguna tipo de protección. Este acto cruel e inhumano del gobierno. En lugar de  proteger y salvaguardar la vida de las personas y fortalecer el sistema de salud, hace todo lo contrario despiden a los médicos por sólo el hecho de reclamar su derecho por pedir protección” refirió Carmona.

Desde el inicio de la crisis sociopolítica en 2018 el Minsa sandinista despidió a 226 médicos y se contabilizan en total 460 personas despedidas del personal de salud. La CPDH registra 21 médicos muertos por el COVID-19.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ