Rosario Murillo asegura que su “prioridad es la salud”, pero han despedido a más de 400 médicos desde abril 2018

Tomada de El 19 Digital

La sancionada vicepresidente de Nicaragua Rosario Murillo aseguró en su acostumbrada alocución de mediodía que la “prioridad” del régimen sandinista es la “salud”, pese a que en el marco de la pandemia del COVID-19 han despedido a más de 20 trabajadores de la salud.

“Con el corazón lleno de esperanza, con el corazón dedicado a todas las tareas, priorizando la salud, es una prioridad de todo tiempo por supuesto que estás circunstancias que vivimos como humanidad y como planeta, por eso es una altísima y elevada prioridad la salud, promover salud y vida, pero siempre en esta Nicaragua cristiana estamos promoviendo salud y vida estamos promoviendo derechos humanos esenciales” manifestó Murillo.

Leer más: Relatora CIDH Antonia Urrejola le preocupa el debilitamiento en el servicio de salud ante despido de médicos

Sin embargo, en la práctica el régimen de Daniel Ortega refleja lo contrario a lo que predica la sancionada Murillo porque en el marco de la epidemia del COVID-19 despidieron a más de 20 profesionales de la salud, por criticar la falta de medidas de prevención para evitar el contagio del virus. Entre los especialistas despedidos hay anestesiólogos, infectólogos, neumologos, entre otros.

En un pronunciamiento 33 Asociaciones Médicas condenaron los despidos que atentan contra la seguridad sanitaria nacional, regional e internacional. “Este hecho deja en evidencia el total irrespeto a los derechos humanos y laborales al personal de salud que se ve sometido a la injusta política del secretismo y manipulación de la información y trae como consecuencia la privación a los pacientes del conocimiento, ciencia y atención”, reza el comunicado.

Leer más: Asociaciones médicas de Nicaragua llamaron a "deponer todo interés mezquino" ante despido de médicos

Murillo expresó que “priorizan la salud” porque ven el rostro de “Cristo” en el pueblo nicaragüense “estamos promoviendo salud y vida estamos promoviendo derechos humanos esenciales, cumpliéndole a Cristo, viendo a Cristo en los rostros de nuestro pueblo, cumpliéndole al pueblo, cumpliéndole a Dios” dijo la sancionada vicepresidente.

Organismos de derechos humanos nacionales e internacionales condenaron las acciones represivas y demandaron el reintegro de los médicos, pero el régimen hace oídos sordos de los llamados. El CENIDH denunció las acciones como un atropello que vulneran directamente “el derecho a la vida, la salud de la población en general y de los propios médicos a quienes además de violarles sus derechos profesionales se les irrespeta su dignidad al pretender convertirlos en partícipes de un fraude informativo y criminal para engañar a la población” asegura el CENIDH.

Leer más: Doctor Alejandro Lagos: viene una nueva oleada de coronavirus a Nicaragua para julio y agosto

Desde la crisis en abril 2018, la dictadura de Daniel Ortega despidió a más de 400 profesionales de la salud por atender a los heridos que llegaban a los hospitales públicos y por denunciar violaciones a los derechos humanos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ