Las torturas a José Gadiel Sequeira Zamora: le pusieron un AK en la boca y pistola en la cabeza

Dramático, es el testimonio que brinda la familia del preso político José Gadiel Sequeira Zamora de 27 años de edad, sobre su detención arbitraria en Nicaragua, que ya suman 9 meses. Con voz entrecortada y llorando un familiar envió un audio a 100% Noticias donde expone las torturas que sufrió José Gadiel desde su captura el pasado 20 de noviembre.

La policía sandinista se llevó preso a Ángel, hermano de José Gadiel, lo llegó a sacar de su trabajo. Ambos laboraban en una empresa de sublimaciones, bordados, serigrafías. Gadiel tenía ya 12 años de laborar en ese lugar.

Lea También: Sistema penitenciario bloquea ingreso de medicinas para reo político Richard Cedeño

La orden que llevaban los policías solo era capturar a Ángel, incluso Gadiel al ver que se llevaban a su hermano se montó en la tina de la patrulla y el oficial Denis Sanarrusia, le dijo que se bajara que "solo era con Ángel". Gadiel filmaba la detención y un oficial de nombre Félix le confiscó su celular. 

El 20 de noviembre del 2019, José Gadiel, una hermana, su esposa y otros familiares se fueron a las estación 7 de la Policía para preguntar por Ángel, ahí Gadiel identificó al oficial que le arrebató su celular y le dijo a su hermana "ese fue el que me quitó el celular", el oficial contestó de mal modo, comenzó a ofender...Gadiel estaba orando y el oficial les dijo "búsquense un buen abogado" y la hermana de Ángel y José Gadiel le contestó que "sí tenían, nuestro abogado por excelencia es Jesucristo" relata el familiar y agrega "al ver que Gadiel estaba orando, el oficial le dijo "orale a tu Dios m" y Gadiel le contestó "sí como tu Dios es Daniel Ortega" y fue en ese momento en que los policías lo metieron preso.

Lea: Ángel de Jesús Sequeira Zamora deposita sus esperanzas en Dios para su libertad

"Estando en la estación 7 lo golpearon bastante, le pusieron un AKA en la boca y una pistola en la cabeza, en los sentidos.. Le decían que a tu hermana las vamos a meter para adentro y él les preguntaba por qué me tienen aquí y ellos respondieron "por puchito", recuerda la familiar llorando sin cesar. 

Seis días después su familia lo pudo ver en el Chipote y les contó que "lo metieron a una celda de castigo, lo golpearon, le decían cosas para que hablara, que él tenía armas, que él tenía drogas, le revisaron su celular y lo que tenía son publicaciones" a favor de la lucha.

José Gadiel como la mayoría de los presos políticos siente que "ahora nadie lucha por ellos...pide a las organizaciones que alcen su voz por ellos y que los apoyen" Este encarcelamiento ha sido un "golpe bien fuerte para toda la familia, porque la situacion no es facil" expresa uno de los miembros de la familia que prefirió el anonimato por temor a represalias. 

"Lo único en que se aferra es en Dios, él va a salir victorioso de esta mentira, de todo lo que está pasando" reitera. Gadiel se involucró en las protestas en abril del 2018, indignado por la agresión de la policía a los adultos mayores cuando salieron a manifestarse en contra del 5% de la deducción de su pensión.

LEER MÁS"Presionemos lo más que podamos" pide desde la cárcel el reo político Néstor Montealto

José Gadiel ha tenido problemas en su salud, cuando lo trasladaron al sistema penitenciario de Tipitapa, una hernia que tenía por el ombligo "se le disparó" estuvo en el Hospital Alemán nicaragüense y en estos meses fue afectado por el coronavirus.

"Con esto de la pandemia le afectó, perdió su paladar, actualmente está enfermo de los riñones, infección en el estómago, gripe, calentura, ha bajado de peso" y agrega que "hubo un tiempo que su mente no estaba lúcida y solo pensaba en morirse. Hoy dice que no nos olvidemos que no se olviden que ahi hay máss de 90 presos y que están en las manos de Dios, porque dice él que no ve nada de movimiento aquí" lamenta y llora su familiar. 

José Gadiel, su hermano Ángel y su primo Néstor Montealto fueron acusados por crimen organizado y tráfico de drogas y otras sustancias controladas, que son delitos que el régimen impone a opositores para silenciarlos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ