Avanza reconocimiento como reos políticos de 10 capturados antes de abril del 2018

José Ricardo Cortes Dávila, Wilfredo Balmaceda Castillo, Zacarías Cano Angulo, José Oliver Meza Raudez, Leonel Antonio Poveda, Marvin Vargas Herrera (El cachorro), Rosendo Antonio Huerta González, Eddy Gutiérrez Delgadillo, Walter Balmaceda Ruiz, Jairo Alberto Obando Delgadillo, estos son los nombres de los 10 ciudadanos que podrían ser incluidos en la lista de presos políticos del régimen de Daniel Ortega y quienes fueron detenidos antes de la insurrección cívica en abril 2018 en Nicaragua.

Los familiares de presos políticos antes de abril 2018, el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más y el Grupo de Reflexión de Excarcelados Políticos (GREX) empujan una iniciativa de reconocimiento internacional, para que estos ciudadanos sean incorporados en la lista de los reos políticos y por lo tanto demandar su libertad inmediata.

Leer más: Recapturan a excarcelado político e intentan abusar sexualmente de su hermana, denuncia su madre

Gonzalo Carrión del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más explicó que las capturas y juicio de estos 10 ciudadanos fue un ensayo de las “torturas” que venía practicando la dictadura de Daniel Ortega antes del 2018.

“Ya venía practicando la tortura con propósito de esclarecer delitos, la tortura para castigar o con propósito de esclarecer un supuesto delito a la manera que el poder lo quiere, los del 19 de julio igual que Marvin Vargas fueron torturados, sometidos a tratos crueles y degradantes. A Marvin Vargas le pasa la cuenta porque se apartó de la voluntad de la dinastía, posiblemente hay más personas (preso políticos). Desde que comenzaron los capturados ya venía ensayo la dictadura” manifestó Carrión en una conferencia virtual.

Suyen Vargas, hija del secuestrado político Marvin Vargas Herrera (El cachorro) denunció que por dos años consecutivos el régimen sandinista prohibió las visitas a El Cachorro e incluso le negaron una petición para asistir al entierro de su progenitora, quien luchó hasta el último día por su libertad.

“No es un secreto en las condiciones en que se encuentran nuestros secuestrados políticos, mi padre me dice estamos sobreviviendo, en qué clase de condiciones se encuentra para decir eso. Son 10 años que llevamos de lucha. Mi padre no pudo estar presente en la muerte de mi abuela, este gobierno la mató, mi abuela andaba luchando junto conmigo murió de tristeza. Mi papá no tuvo visitas durante dos años, no sabía si estaba vivo, no recibía cartas, mensajes, nada. La última visita fueron 30 minutos a través de una cabina, no puedo tocarlo, no puedo abrazarlo, pero puedo ver en sus ojos el reflejo de todo lo que le hacen” expresó su hija.

Leer más: CPDH denuncia cacería de excarcelados políticos, en 24 horas detuvieron a tres personas

Vargas agradeció el apoyo de las organizaciones y de los excarcelados políticos que “mi papá les manda un fuerte abrazo a todas las personas que sean solidarizado con él, él es un hombre muy fuerte, muy cariñoso. Un señor que estuvo con mi papá secuestrado, salió y me buscó para darme un gran abrazo y cuando recibí ese abrazo sentí que era mi padre, es algo que nunca voy a olvidar”, expresó.

Para impulsar esta iniciativa se recolectaron más de 200 firmas de ciudadanos y cuenta con el respaldo de 18 organizaciones de la sociedad civil.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ