Monseñor Álvarez: “protagonismos y candidaturas que han perdido de vista el mundo real”

Diócesis de Matagalpa

“Que el señor nos ayude a construir juntos una gran nación donde los primeros protagonistas sean los pobres, los campesinos, las mujeres y los jóvenes”, expresó Monseñor Rolando Álvarez de la Diócesis de Matagalpa durante su homilía.

Según Álvarez, las grandes riquezas deben estar al servicio de los obreros y pueblo en general que es la fuerza humana laboral extraordinaria “la opción preferencial por los pobres sigue siendo urgente en nuestra América Latina, en nuestra patria, programas y proyectos que beneficien y promuevan humanamente a los más vulnerables, un proyecto de nación con un claro perfil de justicia social en donde las riquezas naturales materiales y económicas que se han equitativamente distribuidas sin miedo”, expresó.

El Obispo manifestó que un verdadero proyecto de nación debe forjar una clase media con posibilidades de crecimiento en la que no se establezcan límites o fronteras, ni exista un “mundo selecto” y agregó que precisamente ese “mundo selecto” pierde de vista su relación con el exterior que se debate entre “comer y no comer todos los días”.

Leer más: Monseñor Báez: “Los grandes cambios sociales ocurren cuando entramos en contacto con la realidad”

Al mismo tiempo, Monseñor Álvarez se pronunció sobre los “protagonismos y candidaturas” que han perdido de vista el mundo real, “incluso cuando los líderes que luchan por protagonismo de candidaturas pierden de vista el mundo real están solamente en su burbuja, en su lucha intestina o en su posicionamiento o mercadeo de cara al pueblo, cuando ya no tienen contacto directo con el pueblo y la realidad pierden la brújula, pierden el fin, el bien común, pierden de vista los bienes y materiales de lo que hablábamos el domingo pasado. Ese círculo vicioso ya no debe ser parte de nuestro presente, ese círculo vicioso de nuestro pasado” manifestó.

Leer más: Pan subirá de precio informó Gremio de Panificadores de Nicaragua "Ermis Morales"

Álvarez insistió que los verdaderos líderes vienen del silencio y del “desierto de la discreción” y retomó las palabras del apóstol Pedro, quien exclamó ¡Señor Sálvanos! “sálvanos de la arrogancia y la prepotencia, sálvanos de esos males endémicos en el corazón humano para construir juntos un mundo, un país fraterno donde todos nos miremos a los ojos, sin tenernos miedo donde haya liderazgo con visión de nación, donde se establezca en la base de una economía libre, libre sí pero solidaria, fraterna, inclusiva y justa social, una economía ética”, apuntó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ