Indígenas en caribe de Nicaragua enfrentan abandono estatal y la pandemia del coronavirus

VOA

Con hermetismo de las autoridades sanitarias y el temor del coronavirus, las comunidades en el Caribe sur de Nicaragua se enfrentan a la covid-19 alejados del bullicio de las ciudades y espantados por las noticias locales expresa la Voz de América en un reporte. 

Una de estas comunidades es Cayo Rama, ubicada en una pequeña isla de la ciudad de Bluefields, la cual se encuentra a unos 300 kilómetros de la capital, Managua. En este lugar habitan en su mayoría descendientes de la etnia indígena de los ramas.

Lea También: Ernesto Medina critica falta de honestidad y transparencia en Alianza cívica, reflexionará sobre su papel en la organización

Se conoce claramente que Cayo Rama es el vivo ejemplo del desamparo estatal que viven los indígenas en el país, según activistas consultados por la Voz de América, quienes relatan que el miedo y la falta de recursos económicos agobian a los comunitarios.

Según la información compartida en la comunidad solo hay una farmacia que pertenece a un pequeño centro de salud público. Cuenta con un doctor que no se mantiene de forma permanente. No existen consultorios privados, ni ambulancias. La solidaridad entre ellos y los remedios caseros son su respaldo.

Lea También: Fallece matrimonio chinandegano a causa del coronavirus

Por su parte el reverendo Cleveland McCrea, quien es el pastor de la Iglesia Morava, confirma que persiste el temor entre los lugareños y lo atribuye a la nula información que brinda el gobierno central y la municipalidad.

“Yo como pastor de la comunidad estuve muy preocupado desde el inicio por esto. Los demás líderes no querían (…) porque decían que era mentira, pero por último tenía que tomar una decisión y no había otras autoridades, así que tomamos nuestra propia decisión de no tener clases, ni cultos”, dice Cleveland.

Recuerde Leer: Médicos despedidos podrían ser recontratados a través del préstamo del BID, opina Róger Arteaga

El religioso rememora que cuando era niño, en la comunidad enfrentaron otras enfermedades y fenómenos naturales que impactaron a la población: “El sarampión, por ejemplo, atacaba mucho a nuestra comunidad; después de eso hubo un huracán que arrasó acá y ahora es el coronavirus. La gente tiene más miedo y preocupación por esto que por las otras situaciones que te decía”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ