Comunidad indígena Wautha Bar realiza protesta para exigir alimentos en albergue de Bilwi, Nicaragua

Las familias indígenas de la comunidad Wauhta Bar realizaron una protesta para demandar comida y agua potable en el albergue de la Universidad Bicu, pero la sancionada policía sandinista los amenazó con regresarlos a su comunidad.

La periodista Georgina Vargas informó que las familias damnificadas no han recibido ayuda de ningún tipo, pese a que el huracán IOTA devastó la comunidad de Wauhta Bar.

“Aquí se está peleando por un derecho, no estamos viniendo a pedir porque es una donación todos tienen su derecho de reclamar, si fuera de su bolsa que están sacando estoy de acuerdo, pero no es así, entonces estamos pidiendo, es una injusticia lo que se está haciendo, el gobierno tiene que actuar, aquí en los barrios los CLS no están haciendo nada, sólo para su propio beneficio están trabajando no para la gente que necesita”, dijo una de las damnificadas.

LEER MÁS: 17 muertos y 25 heridos deja accidente en Waslala, Nicaragua

La protesta salió de la Universidad Bicu que se ubica fuera de la ciudad de Bilwi y culminó frente a la entrada del gobierno regional que se encontraba resguardada por oficiales de la policía sandinista. 

Los pobladores denunciaron que desde que fueron trasladados a la cabecera municipal no reciben asistencia y sobreviven de las personas que les dan un “bocado” de comida.

“El huracán que pasó a todos nos afectó, los pobres no les dieron nada, mi casa se cayó toda y estoy afuera no tengo donde vivir, ando hablando en todos lados y no me quieren responder, a nosotros nos están abandonando como si no fuéramos humanos para esas personas”, manifestó otra pobladora.

LEER MÁS: El hambre azota a damnificados en comunidades de Waspam tras paso de huracán Iota

Otra ciudadana expresó que simpatizantes sandinistas se están robando la ayuda humanitaria “no quieren dar a los que están afectados, sólo ellos reciben, nosotros nada”

“Ponen censo pero a la hora llegada se agarran las cosas y no nos dan a los que pusieron en el censo, eso es injusto, yo tengo una niña chiquita y la casa está destruida, vaya a ver si es mentira, mi hija salió con malaria por lo mismo”, dijo molesta otra pobladora.

En la manifestación participaron unos mil pobladores entre niños, adolescentes, jóvenes y adultos de la comunidad indigena quienes se encuentran desesperados por la falta de alimento en el albergue que habilitó el régimen sandinista.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ