Karen Lacayo denuncia que antimotines le impidieron visitar a su hermano, a quien le decomisan paquetería

Karen Lacayo, hermana del preso político Edward Lacayo conocido como "La Loba feroz" denunció que este 1ero de enero le correspondía realizar la visita a su hermano al Sistema Penitenciario Jorge Navarro conocido como "La Modelo de Tipitapa", pero agentes de la policía le impidieron salir de su casa ubicada en Monimbo, Masaya.

"El día primero de enero nos dieron la visita especial en el sistema penitenciario conocido como la "Modelo" nosotros nos disponíamos hacer la visita, mi mamá y yo y al abrir el portón los antimotines no me dejaron salir, a mi mamá la dejaron salir, pero la revisaron, le sacaron todas las cosas, le tomaron fotos y solo así pudo salir” expresó Karen a 100% Noticias.

Recuerde Leer: Familia de Edward Lacayo "la loba" sufre asedio policial en Masaya

Lacayo mencionó que cuando su mamá, Estela Rodríguez,  llegó al penal, el funcionario Roberto Guevara la agredió de forma verbal, se "burló" de ella y " don Roberto Guevara, la irrespetó, hablándole con malas palabras y también no la apoyaron para llevarle las cosas a Edward porque eran cosas pesadas”.

                                      

El preso político Edward Lacayo contó a su madre que no ha recibido la paquetería desde el pasado 10 de noviembre pues según Karen, la Loba le preguntó que si no le han llevado paquetería "y mi mamá le dijo que sí todos los martes" pero el reo expresó que a "él no le han pasado nada, él desde esa fecha no se ha podido ni echar desodorante, ni lavado los dientes, ni se ha comido la comida que nosotros le hemos llevado, él come la comida del sistema penitenciario que le pasan una vez al día” indicó Lacayo en su denuncia.

Lea También: “Han intentado asesinar a mi hijo” denuncia la madre de “La Loba”

A la familia Lacayo le preocupa que Edward es una persona diabética y que en el sistema penitenciario no le están pasando su medicamento, y es notorio que ha perdido "demasiado peso".

Karen Lacayo agregó que desde hace 33 días está presa en su propia casa, los antimotines no le permiten salir de su domicilio “me rodean, el día 31 de diciembre no dejaban ni que me sentara en la acera de mi casa, yo les dije que me dejaran pasar con mi familia y ellos estuvieron ahí” así mismo expresó que no ha podido trabajar en sus ventas de zandalias típicas de Masaya y no ha podido llevar el sustento a su casa.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ