Daniel Ortega evidencia en su discurso que no tiene soluciones a problemas de Nicaragua

Expertos consultados califican los discursos del presidente Daniel Ortega como “monólogos históricos” que dejan a Nicaragua sin planteamientos ni soluciones a sus problemas
Tomada de El 19 Digital

MANAGUA - La expectativa crece en Nicaragua cuando el gobierno anuncia la aparición del presidente Daniel Ortega, algo que no sucede frecuentemente y que se ha hecho cada vez más esporádico al superar su propio récord de ausencia pública, y convierte a sus discursos en algo que podría significar el equivalente de anuncios importantes.

Sin embargo, la esperanza de que el mandatario ofrezca una salida a la crisis social y política que vive el país se desvanece en cuanto toma el micrófono para presentar un discurso abundante en palabras pero distante de los problemas nacionales.

Desde la guerra fría, la bomba atómica, el ataque a las Torres Gemelas y las comparaciones entre las políticas de Hitler y Estados Unidos, Ortega evita hablar sobre las exigencias nacionales e internacionales de facilitar una salida a la crisis que vive el país a través de las elecciones generales en noviembre.

Analistas de temas políticos como Bosco Matamoros destacan que los discursos de Ortega tienen una profunda desconexión con la realidad.

                                                

“Es una visión antihistórica porque se mezclan y se confunden los hechos, siempre el objeto de sus diatribas son lo que él llama el ‘imperio’. Prácticamente es un recorrido en la prehistoria de las relaciones de Nicaragua con el mundo, es como esas clases que tenemos grandes expectativas y cuando concluyen nos hemos quedado en el punto de partida”.

La discordancia entre el discurso y la realidad aumenta con la velocidad que se suman los desajustes económicos, sociales y políticos a la crisis, pero sus palabras tienen un claro propósito, a criterio de Oscar René Vargas, sociólogo y cofundador del Frente Sandinista

“Ortega suele recurrir a la Historia de manera deformada porque a veces pienso que no conoce realmente la historia. Eso le permite a él no hablar de la realidad nacional, sobre la coyuntura específica, explicó Vargas.

“¿Por qué lo hace? Simplemente porque no quiere comprometerse en nada, para que a la hora de negociar tenga más flexibilidad en la negociación. Él sabe que tiene que negociar”, añadió

                                                   

Mientras tanto, opositores argumentan que el tiempo se agota para determinar las reformas electorales y Ortega evita hablar sobre los cambios necesarios que podrían facilitar elecciones justas y transparentes que muchos califican como la clave para que el país supere la crisis que actualmente enfrenta. 

Recibe las noticias mas importantes directo a tu celular, únete a nuestro nuevo canal en Telegram, haz clic aquí

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ